1 MANUAL DE ESTUDIOS SEMIÓTICOS

1.1 METODOLOGÍA

1.1.2 LA SEMIÓTICA COMO METODOLOGÍA. SEGUNDA PARTE

Mensaje 5958

Dom Jun 12, 2005  6:58 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 22

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Atendiendo a las actividades a realizar durante el desarrollo del VI CONGRESO LATINOAMERICANO DE SEMIÓTICA, que tendrá lugar del 25 al 28 de octubre de este año, en Maracaibo, Venezuela, y de acuerdo con una sugerencia de José Enrique Finol, Presidente de la FELS, quiero participaros que estoy organizando una Mesa Redonda sobre el tema: "LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES."

Durante estos meses previos, la idea sería establecer un ámbito de CORDIAL DEBATE acerca del papel que le corresponde a la SEMIÓTICA en el sistema de las CIENCIAS SOCIALES, tal como se configuran en nuestro tiempo y en función del desarrollo posible y deseable, en un futuro inmediato, tanto de las CIENCIAS SOCIALES como de la SEMIÓTICA.

Como muchos ya saben, mi posición es considerar a la SEMIÓTICA COMO UNA METODOLOGÍA destinada a EXPLICAR la SIGNIFICACIÓN que producen o que utilizan en su desarrollo cada una de las diversas CIENCIAS SOCIALES. O sea, considero que hay un conjunto de INFORMACIÓN, al que cada investigador seleccionará como su CORPUS, y un conjunto de OPERACIONES explícitamente identificables en los textos que constituyen cada una de las disciplinas en estudio, siendo del ANÁLISIS RIGUROSO de tal INFORMACIÓN, y del seguimiento de la forma explícita en la que se desarrollan tales OPERACIONES, de dónde deberá surgir EL CONOCIMIENTO DEL PROCESO que habrá de producir, como su resultado, la SIGNIFICACIÓN que esa disciplina atribuya a determinado FENÓMENO SOCIAL, el cual se integra en el conjunto de los que constituyen su OBJETO DE CONOCIMIENTO.

Pero ésta no es LA ÚNICA visión posible ni, por supuesto, pretendo para ella la consideración de ser LA VERDADERA. Otras son, no sólo posibles, sino que están efectivamente vigentes EN EL CAMPO DEL PENSAMIENTO Y DE LAS INVESTIGACIONES COGNITIVAS QUE PROCURAN EXPLICAR EL PROCESO Y LOS RESULTADOS DE LAS DIVERSAS DISCIPLINAS CIENTÍFICAS.

Lo que propongo, por tanto, es dar lugar, en los mensajes de SEMIOTICIANS, a la presencia y primeros diseños de cada una de tales posiciones, desde la METODOLÓGICA, en la que predomina una consideración netamente INSTRUMENTAL de la SEMIÓTICA, hasta las que la consideran una CIENCIA CON OBJETO DE CONOCIMIENTO PROPIO Y ESPECÍFICO y proporcionando un efectivo espacio de exposición a toda la eventual gama de POSICIONES INTERMEDIAS.

Esté será mi tema, en los próximos mensajes, y espero que también lo sea el de quienes tienen SU DIFERENTE Y PERSONAL CONCEPCIÓN DE LA SEMIÓTICA y están dispuestos a AFIRMAR tal posición y a DEFENDERLA con su propia argumentación, en la pluralidad y prestigio de este foro.

Cordialmente,

Juan

Mensaje 5960

Dom Jun 12, 2005  7:36 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 23

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Respecto a lo que se podría debatir sobre el lugar de la Semiótica, me surge que sería viable entenderla, al igual que el Psicoanálisis, a manera de un saber que, al ser crítico de las ideologías por ejemplo, desborda la cientificidad, y que es simultáneamente, al poseer objetos, temas y problemas específicos, desiguales y peculiares con respecto a otros temas, problemas y objetos de estudio de otras ciencias sociales, una ciencia. La Semiótica sería crítica, lo que en mi concepción marxiana no significa tabular sus asertos en términos de verdadero/falso, y al mismo tiempo, ciencia. Incluso, según el extraño Greimas de "De la imperfección", tendría una dimensión "meta/pragmática" que conduciría a una tenue rebelión que procuraría "acumular" belleza en un mundo (capitalista) desencantado...

Hasta pronto.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades,

UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 5961

Dom Jun 12, 2005  8:55 pm

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 24

Su función en las ciencias sociales
 

Me parece interesante tu propuesta, Juan, e incluso yo la dividiría por temáticas, pues dentro de las ciencias sociales, hay quienes estén interesados en la imagen visual, otros en la escritura, la oralidad, la conducta, la gestualidad, los objetos, el Derecho, la lengua (por ejemplo, una semiótica aplicada a estudiar cómo se construye un idioma, el castellano-el inglés-el francés, etc.), la política, la información, la publicidad, en fin. No sigo con los ámbitos disciplinarios que los hay y son muchos, sino porque me parece que hablar de una epistemología de la semiótica implica, sin perjuicio de cada marco teórica individual, tener especial cuidado con el objeto semiótico. Un saludo muy cordial para ti y para todos. Paula Winkler.

Mensaje 5966

Dom Jun 12, 2005  10:10 pm

"Ruth M. Díaz G. Arquitecta" <rumadi2000@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 25

Su función en las ciencias sociales

Apreciado profesor Margariños: agradezco su invitación a este foro tan especial. Aunque estoy trabajando en otro campo de la semiótica, quiero expresarle que comparto su aproximación a la semiótica como epistemología, esto es como una teoría del conocimiento.  No comparto la versión metodológica, pues creo que la misma semiótica ha tenido problemas con este ámbito. En lo epistemológico, sin embargo, es claro para mí que todo conocimiento es intersubjetivo y con ello fruto de un ejercicio de interpretación y reinterpretación entre sujetos competentes.

Quisiera saber si se recibirán trabajos específicos sobre este tema en Maracaibo, pues me agradaría poder exponer algunos conceptos con mayor extensión.

Supongo que en el transcurso de estos días podremos avanzar un poco mas en la temática.

cordial saludo

Ruth M Díaz

Mensaje 5967

Lun Jun 13, 2005  9:11 am

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 26

Su función en las ciencias sociales

¿Qué sería interpretación y reinterpretación entre sujetos competentes?, evidentemente vas en una línea distinta a la de Magariños, Ruth, pero en semiótica, semiología, o cualquier otra disciplina (científica o metodológica) que apliques para analizar el signo es conveniente en el mismo inicio poner en claro la terminología que se usa. ¿Pareces hablar de una expansión semiósica infinita? Saludos muy cordiales para ti y para todos. Paula Winkler.

Mensaje 6012

Dom Jun 26, 2005  7:43 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 27

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Comienzo a plantear algunas de las CLAVES que considero básicas para su discusión en la MESA REDONDA sobre "LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES", que tendrá lugar en el VI CONGRESO DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SEMIÓTICA, a realizarse en MARACAIBO, VENEZUELA, entre el 25 y el 28 de octubre del corriente año.

Al enunciarlas como "CLAVES que considero básicas para su discusión" meramente me estoy refiriendo a que lo que califico como fundamental ES DISCUTIRLAS y no pretendo, en modo alguno, que mi propuesta, o sea, EL CONTENDIO CONCEPTUAL que le atribuyo a cada una de ellas SEA EL VERDADERO. Esto, por una parte sería contradictorio con lo que, en su momento, afirmaré como uno de tales contenidos ("NO PUEDE AFIRMARSE LA VERDAD, SINO LA VIGENCIA, EN DETERMINADA SOCIEDAD Y EN DETERMINADO MOMENTO HISTÓRICO DE TAL SOCIEDAD, DE LOS SIGNIFICADOS ATRIBUIDOS A DETERMINADOS FENÓMENOS SOCIALES") y, por otra, al enunciarlas frontal y polémicamente, sólo pretendo señalar la importancia de que, desde los diversos enfoques de la SEMIÓTICA, se determine dicho contenido conceptual, con toda la riqueza de sus variantes e incluso, con el conflicto y los enfoques contradictorios que se les atribuyan simultáneamente y a cuya formulación y planteo explícito se dirige la organización de tal Mesa Redonda. Me limito a proponer tales CLAVES como LAS BASES DE DISCUSIÓN para aportar criterios rigurosos que permitan hacer de la SEMIÓTICA EL INSTRUMENTO METODOLÓGICO FUNDAMENTAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES, en este concreto momento histórico; y no, definitiva ni universalmente (del mismo modo que pueda quedar en discusión si el valor epistemológico de la semiótica es este aspecto metodológico que yo propongo u otro en algún otro modo caracterizador de una disciplina autosuficiente).

Las fuentes de estas "CLAVES" son múltiples. Por una parte, quizá en su primer origen (pensando en un orden lógico), provienen de la evaluación de las propuestas PEIRCEANAS, tal, al menos, como resultan de mi propia y personal lectura de sus textos. Por otra, hay un fuerte arraigo en el pensamiento de FOUCAULT, con la independencia que siempre me tomo, respecto de mis lecturas, para interpretarlas sin temor a la heterodoxia en que pueda llegar a incurrir. La tercera componente proviene de las CIENCIAS COGNITIVAS (o quizá sea mejor enunciarlas como "investigaciones cognitivas", al modo como lo propone François RASTIER), admitiendo su triple trabazón de EPISTEMOLOGÍA, NEUROLOGÍA e INTELIGENCIA ARTIFICIAL, como fundamento de su racionalidad, aplicabilidad y eficacia explicativa. Y todo ello sin abandonar a SAUSSURE, muchos de cuyos conceptos (mediados por HJELMSLEV, GREIMAS, la escuela francesa de ANÁLISIS DE DISCURSO y otros) continúan siendo operativos y esclarecedores. Y esto último lo dirijo a quienes piensan que tal amplitud de fuentes es indicio de ECLECTICISMO (como si "ser ecléctico" constituyese una actitud criticable).

Enumero pues, muy sintéticamente, esas CLAVES, con la idea de irlas desarrollando durante los meses que nos separan de la intervención en MARACAIBO, y con el propósito de REPLANTEARLAS allí (y modificar sus contenidos, en la medida y del modo como la discusión los reconstruya) para bien y fortalecimiento de LA SEMIÓTICA. Por el momento, tales CLAVES son:

1. Al producir discursos SE PROYECTAN/CONSTRUYEN (se ATRIBUYE EXISTENCIA ONTOLÓGICA a) las entidades (objetos, conceptos, fenómenos sociales) de las que se habla. Cómo se las enuncie/represente PRETENDE INDUCIR cómo correspondería interpretarlas-identificarlas.

2. La construcción del significado de determinadas entidades ocurre a partir de la MATERIALIDAD TEXTUAL del discurso que las representa o interpreta. Esto implica que, CUANDO SE INVESTIGA, no corresponde leer "entre líneas", ni tampoco interpretar lo que se estudia con los conceptos que el intérprete ya tiene elaborados, sino tratando de recuperar los específicamente aplicados por el productor de los textos correspondientes. Esto también diferencia la actitud del lector, que entiende y disfruta lo que lee, de la del investigador que DEBE EXPLICAR por qué entiende lo que entiende y por qué disfruta lo que disfruta.

3. Lo anterior fundamenta uno de los principales axiomas de la metodología semiótica: NO HAY SEMÁNTICA SIN SINTAXIS (sin que esto autorice equivalencia alguna entre sintaxis y semántica).

4. LO NO DICHO en un texto (pero leído o percibido "entre líneas" por el intérprete) ESTÁ DICHO EN OTRA PARTE. Por ello, el analista-investigador tiene que identificarlo y ponerlo a consideración del lector, SI PRETENDE BASAR EN ÉL LA VIGENCIA DE LA EXPLICACIÓN DE DETERMINADA SIGNIFICACIÓN, y no puede, antes de haber identificado su textualidad y mostrado su fuente, utilizarlo para explicar por qué el texto en estudio atribuye determinada significación a determinado fenómeno social.

5. Establecer la significación de un fenómeno social no quiere decir mostrar UNA SÍNTESIS en la que consistiría tal significado. El conocimiento no consiste en mostrar lo que diversos fenómenos tienen EN COMÚN, sino en mostrar LA DISPERSIÓN de interpretaciones que recibe un mismo fenómeno cuando se lo construye a partir de determinado conjunto de discursos. EL SIGNIFICADO de "algo" EQUIVALE al conjunto de las INTERPRETACIONES EXPLÍCITAS Y VIGENTES MATERIALIZADAS EN LOS DISCURSOS con los que se representa a ese "algo" (y no ignoro que, con esta expresión, pretendo eludir la clausura metafísica que WITTGENSTEIN atribuía al concepto de "SIGNIFICADO").

6. Una investigación también deberá dar cuenta de la DISPUTA POR LA HEGEMONÍA en la utilización de uno u otro de tales discursos para la construcción de la significación en estudio.

7. De aquí surge otro axioma de la metodología semiótica: TODA SEMÁNTICA ES DIFERENCIAL, o sea, vale en la medida en que se diferencia de otra semántica construida desde otro discurso.

8. EL SIGNIFICADO PROVIENE DEL "AFUERA"; importancia de identificar el "triedro de saberes" que constituyen las Ciencias Sociales (economía, psicología y lingüística) a partir de la "descentración del sujeto" planteada, desde sus respectivas disciplinas, por MARX, FREUD y SAUSSURE (como lo afirma FOUCAULT en "Las palabras y las cosas").

9. Todo lo anterior implica una actitud OBJETIVAMENTE RELATIVISTA, en cuanto se está afirmando que NO EXISTE UN SIGNIFICADO ÚNICO Y VERDADERO que sea el propósito de la búsqueda a través de la investigación (el conocimiento NO ES el camino que sale del error y llega a la verdad).

10. EL SIGNIFICADO recuperado y explicado, mediante el análisis del correspondiente discurso social (en la pluralidad de sus manifestaciones), es el que está VIGENTE (o más bien, está constituido por el conjunto de los SIGNIFICADOS VIGENTES) en determinada sociedad (o grupo social) y en determinado momento en la historia de esa sociedad. Como conclusión de 9 y 10 resulta:  NO HAY SIGNIFICADO VERADERO de determinado fenómeno social, SINO, MERAMENTE, SIGNIFICADO VIGENTE en determinado momento de determinada sociedad.

Todo esto pretende conducir al establecimiento y determinación de LA RACIONALIDAD del discurso analítico mediante el cual SE IDENTIFICA EL PROCESO DE EXPLICACIÓN DEL SIGNIFICADO que, en las diversas coyunturas de la actividad de investigación, cada ciencia social (Y NO SÓLO ÉSTAS) atribuye a su específico objeto de conocimiento. Aquí, por tanto, RACIONALIDAD no equivale a algún criterio sustancial y universal de validez del razonamiento, sino, simplemente, EQUIVALE A LA MOSTRACIÓN EXPLÍCITA DE CADA PASO QUE CONDUZCA DE UN DETERMINADO ENUNCIADO AL QUE LE SIGUE (o de una proposición a la siguiente) Y ASÍ HASTA LA ÚLTIMA CONCLUSIÓN. Esto implica admitir el criterio POPPERIANO de que UN DISCURSO ES RACIONAL CUANDO ES FALSABLE, o sea, cuando da cuenta del proceso de transformación de cada instancia de su propio desarrollo, de modo tal que permite comprobar la validez de la transformación operada.

Estas 10 CLAVES, estimadas/os SEMIOTICIANS, no agotan la problemática (yo mismo, en el transcurso de estos meses, hasta el Congreso y, por supuesto, continuando, después del Congreso, seguiré agregando otras), pero, al menos desde mi perspectiva, señalan algunas de las razones fundamentales y de las actitudes epistemológicas eficaces por las que la SEMIÓTICA TIENE UNA FUNCIÓN METODOLÓGICA FUNDAMENTAL en la consolidación operativa de las Ciencias Sociales (Y NO SÓLO DE ELLAS); o sea, CONTRIBUYEN A ENTENDER EL PORQUÉ DE LA EFICACIA DE LA SEMIÓTICA para aportar instrumentos operativos que conduzcan a EXPLICAR, FUNDAMENTADA Y RACIONALMENTE, EL SIGNIFICADO DE LOS FENÓMENOS que cada una de ellas tiene como su objeto específico de conocimiento.

Cordialmente,

Juan

Mensaje 6048

Sáb Jul 2, 2005  4:06 am

Ruben Lopez Cano <lopezcano@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 28

Su función en las ciencias sociales

Hola Amigos:

Atendiendo a la invitación del Prof. Magariños y su saludable punto de partida a manera de Claves, me permito compartir con ustedes mis consideraciones sobre semiótica y epistemología.

Creo que existen por lo menos dos sentidos de la noción de epistemología:

1. en sentido amplio y en palabras del filósofo Richard Rorty “la epistemología es el campo de conocimiento que tiene por estudio los orígenes, naturaleza y límites del conocimiento humano”.

2. en sentido específico la epistemología es el estudio metateórico de los marcos reguladores, de las metodologías y la producción de conocimiento científico o académico. En otras palabras: es el estudio de las posibilidades, límites y fisuras de los diferentes paradigmas de investigación.

Creo que toda discusión epistemológica de la semiótica oscila entre ambos sentidos sin llegar a instalarse en uno solo por varias razones. De entre ellas resalto las siguientes:

La semiótica no es un paradigma. Las diferentes investigaciones semióticas se insertan en diversos paradigmas como el estructuralismo o el postestructuralismo (que por más ambiguo que este resulte es el opuesto del anterior). Es cierto que la teoría semiótica de Peirce forma parte de un ambicioso proyecto de reformular la producción de conocimiento en occidente: es una teoría del conocimiento. Esto es uno de los puntos que más la diferencian de la teoría del lenguaje de Saussure. Lo curioso es que la teoría de Peirce se inserta en una filosofía pragmatista norteamericana que no es sino una de las muchas manifestaciones de las diferentes filosofías postmetafísicas que se ha venido gestando desde hace 150 años. Ahora los ecos de Peirce resuenan en las recientes ciencias cognitivas, sobre todo en las diferentes filosofías de la mente, algunas de las cuales se alejan cada vez más del neopositivismo analítico de Popper, coquetean con la hermenéutica y apuntan a nuevos paradigmas como el de la complejidad. El pragmatismo de Peirce, James y Dewey es el antecedente de la filosofía postmoderna del propio Rorty. El que ellos se autonombraran “el club de los metafísicos” no es otra cosa que una manifestación del “liberal irónico” que caracteriza el trabajo intelectual de nuestros días (en palabras del mismo Rorty).

… y Peirce… ¿nos legó un paradigma… una metodología… o un montón de dudas que nuestros abuelos y padres académicos… y nosotros… y nuestros descendientes tenemos que cultivar para ver nacer nuevos caminos para la investigación?

Con respecto a la clave 2 citada por el profesor Magariños considero que limitar la investigación semiótica a la “intentio auctoris” o la reconstrucción de los significados “específicamente aplicados por el productor de los textos correspondientes” es condenarla al mundo de investigación 2 de Popper (el estudio de los estados mentales [el mundo de investigación 1 es el de los objetos de la naturaleza]). Pero mucho de los emplazamientos semióticos que analizamos (como el caso del arte), no  permiten esa reducción. Eco ha señalado innumerables  ocasiones que nuestro trabajo cae de lleno en el mundo  de investigación 3 (el de los objetos producto de la  acción humana que se independizan de las intenciones  originarias de sus productores como la aritmética o el  arte). Es una pena que todos los traductores al  castellano de Eco sigan traduciendo el mundo de  investigación 3 de Popper como “El Tercer Mundo”… otra  ironía…

 En este sentido, según mi experiencia, me veo obligado  a reconocer que no todo lo que decimos sobre los  procesos semióticos que estudiamos puede reducirse a  una serie de enunciados hipotéticos simples,  reconstruibles lógicamente, susceptibles de ser  falseados utilizando reglas operaciones lógicas  lineales simples. La actividad semiótica no se agota  en la inducción o la deducción: el concepto de  abducción pone ya el pie del semiotista dentro de un  rango de operaciones lógicas complejas… en ese momento  es mejor claudicar de la pretensión falsacionista y  defender la solvencia de nuestros argumentos por medio  de criterios de interpretación como el criterio de  economía, coherencia, plausibilidad, círculo  hermenéutico (con perdón de Herr Gadamer), etc.

 Esto conduce a otro problema epistemológico mayor de  la investigación semiótica: todas las ocupaciones  entrañan riesgos laborales. Los bomberos, los policías  (incluyendo a los mexicanos), los trabajadores de la  construcción, etc., corren infinidad de peligros en su  trabajo. ¿Cuál es el riesgo de los que nos dedicamos a  EXPLICAR o COMPRENDER los procesos semióticos que se  dan en fenómenos sociales o artísticos? Nuestro riesgo  es creernos que las cosas SON como nosotros somos  capaces de DECIR que son.

 En este sentido, la semiótica debe ayudar a quien la  practica a identificar la naturaleza sígnica de su  propio pensamiento, a comprender que el resultado de  sus investigación corresponde a SU semiosis y no  necesariamente a la del estudiado y que el soporte  conceptual en el que vierte el resultado de su  investigación, el 99% lenguaje verbal constreñido por  los usos de la comunidad académica a las que  pertenece, inevitablemente le permitirá hablar  eficazmente de ciertas cosas, pero no de otras. El  discurso académico-verbal reduce la complejidad de lo  que estudia y simplemente no llega ahí donde el logos  no puede: esto es especialmente evidente cuando  estudiamos procesos semióticos no verbales o  estético-artísticos (y esto incluye las artes  literarias). La comprensión de los procesos artísticos  (por poner un ejemplo) que los semióticos podemos dar,  es de una naturaleza completamente distinta de la  comprensión del mundo que la práctica y experiencia  artística nos permiten vivir. No tengo ningún complejo  en reconocerlo. Reparar en ello es honesto y no  implica una claudicación en el rigor de nuestra  investigación: le añade riesgo y aventura!

 Otro apunte: no me parece, en mi opinión, que el texto  existe primordialmente en su materialidad. Recordemos  la máxima de Eco sobre el texto artístico: es una  máquina perezosa que nos solicita colaborar en su  tarea. Si algo nos han enseñado las investigaciones  cognitivas es que si los textos, las obras, o las  situaciones funcionan, es gracias a que en nuestras  competencias cognitivas poseemos conocimiento  (esquemas, marcos, guiones, tipos cognitivos,  affordances, posibilidades de acción-interacción con  el entorno, etc.) que nos permiten interactuar  cognitivamente con ellos y sólo a partir de ésta  interacción es que puede haber procesos  significativos. El signo no está ahí afuera… tampoco  está en la mente: el signo emerge cuando una  competencia se inserta en el entorno y es capaz de  comprender mucho más de lo que percibe. Todo ejercicio  de comprensión es sígnico. Todo signo es producto y  productor de una inferencia: la semiosis es  interpretación. Otra cosa es que nuestras  interpretaciones se ajusten más o menos a la “intentio  auctoris”, a la doxa, al sentido común, o a las  hipótesis o creencias de nuestros colegas.

 En mi opinión existen dos preguntas epistemológicas de  especial importancia en la investigación semiótica de  nuestros días. De su resolución depende en cierto  sentido los giros que ésta tomará en el futuro  inmediato:

 1. ¿En qué paradigma insertamos la investigación  semiótica? Podemos seguir recurriendo al  estructuralismo… pero no me parece lo más adecuado  para desarrollar a Peirce (por lo dicho  anteriormente).

 2. ¿qué hacemos con el problema de la representación?  Para los que desarrollamos la semiótica a través de  las recientes ciencias cognitivas, no podemos seguir  ignorando que varias filosofías cognitivas importantes  como el enactivismo de Varela, Thomson y Rosch, son  sumamente críticos con el concepto de representación:  si queremos reintroducir el papel del cuerpo, el  entorno y la noción de mente expandida dentro de la  “nueva racionalidad semiótica”, entonces debemos  abandonar el modelo clásico de mente como ordenador  central que procesa representaciones mentales de los  objetos y fenómenos del exterior que son captados  pasivamente por nuestros sentidos. Debemos dar un paso  más...

 En mi opinión no es la sintaxis ni la semántica: la  semiótica es, por naturaleza, pragmática.  

Un abrazo

ruben

Rubén López Cano

Tel. +(34) 657 85 47 31

http://www.geocities.com/lopezcano

Escola Superior de Musica de Catalunya

http://www.esmuc.net/

Seminario Interdisciplinar de Teoría y Estética Musical (Universidad de Valladolid)

http://www.geocities.com/lopezcano/SITEM.html

Seminario de Semiología Musical (UNAM)

http://www.semiomusical.unam.mx

Mensaje 6051

Dom Jul 3, 2005  8:46 pm

"bandinifante" <bigjoe2000@mail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 29

Su función en las ciencias sociales

Me parecen excelentes los aportes de Lopez Cano. Me gustaría agregar (respecto a los intentos en base a la obra de Peirce) que en la obra de Eliseo Verón se puede encontrar un intento de articular a Peirce con una Teoría de la Producción heredera de Marx (ajena a la metáfora de base/superestructura) y la obra de Chomsky, a través de su noción de gramática generativa. Creo que Chomsky, es bastante poco leído y valorado en el ámbito de las ciencias sociales de habla hispana, tal vez se deba a algunos desarrollos de "sus seguidores", a la dificultad que plantea su obra c con tanto lenguaje axiomático formal. No lo sé. Lo qué leí (en ésta línea) ultimamente es el trabajo de Paolo Virno "Cuando el verbo se hace carne" y me gustaría saber si lo leyeron, ¿Qué opinan?

Saludos

Jo-Tsé

 

Mensaje 6069

Mar Jul 12, 2005  8:05 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 30

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Añado algunos comentarios para ir explorando la temática de lo que se tratará en la MESA REDONDA sobre LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES, a desarrollarse durante el VI CONGRESO DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SEMIÓTICA.

Esa doble utilidad, METODOLÓGICA por una parte y por otra EPISTEMOLÓGICA, proviene de las características propias de la disciplina semiótica.

En efecto, considero que la semiótica proporciona (y/o irá proporcionando) instrumentos adecuados y eficaces para FUNDAMENTAR (o sea, para justificar rigurosamente, en relación al conocimiento disponible) LA SIGNIFICACIÓN que, en un momento y sociedad determinada, puede atribuirse (como propuesta hacia el futuro y como crítica del pensamiento cumplido) a un determinado FENÓMENO SOCIAL ("social", por estar elaborado en el discurso social y con independencia de la calidad natural o social propiamente dicha de su origen), siendo en cuanto tal una METODOLOGÍA.

Considero, también, que la semiótica proporciona (y/o irá proporcionando) instrumentos adecuados y eficaces para IDENTIFICAR, DESCRIBIR Y EVALUAR la consistencia y racionalidad del proceso mediante el cual, en un momento de una sociedad determinada, se le atribuyó (como recuperación del pasado y como disponibilidad futura) determinada SIGNIFICACIÓN al fenómeno social en estudio, siendo en cuanto tal una EPISTEMOLOGÍA.

Para evitar que las oscuridades inherentes al término "SIGNIFICACIÓN" conviertan a lo que acabo de escribir en el fragmento de alguna metafísica, considero a este término (según ya lo he caracterizado en algunos mensajes anteriores) como designativo de LA MATERIALIZACIÓN DISCURSIVA DE LA INTERPRETACIÓN QUE UN INTÉRPRETE, EN CUANTO PERTENECIENTE A DETERMINADA SOCIEDAD (o la materialización discursiva de la interpretación que, por estar vigente en una sociedad, un conjunto de intérpretes), LE ATRIBUYE A DETERMINADO FENÓMENO. O sea, la significación no es una interioridad privativa de un sujeto, ni una entidad que se asienta en la mente de los integrantes de determinada sociedad, sino que consiste en aquella REPRESENTACIÓN de un concreto fenómeno social MATERIALIZADA (o materializable) MEDIANTE UNA DETERMINADA SEMIOSIS (en cuanto propuesta perceptual, acerca de la forma posible de su existencia, dirigida a la comunidad) QUE LE CONFIERE, a tal fenómeno, UNA DETERMINADA EXISTENCIA COGNITIVA. Los recursos para concretar esta materialización son múltiples y abarcan desde la utilización de los códigos convencionales colectivamente disponibles, pasando por la transformación de la convencionalidad de sus reglas, hasta la exteriorización, en mayor o menor medida hermética, de la experiencia individual.

Todo esto tiene como constante a la presencia necesaria de las operaciones semióticas que intervienen, como METODOLOGÍA, para PROPORCIONAR CONSISTENCIA Y RIGOR a las investigaciones destinadas a EXPLICAR LA PRODUCCIÓN de la significación y, como EPISTEMOLOGÍA, para ESTABLECER LA CONSISTENCIA Y EL RIGOR de tal explicación. Lograrlo constituye, a mi modo de ver, nuestra primera y fundamental responsabilidad en cuanto semiólogos.

Cordialmente,

Juan

Mensaje 6099

Jue Jul 21, 2005  8:14 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 31

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Sigo formulando algunas ideas acerca de mi concepción EPISTEMOLÓGICA DE LA SEMIÓTICA, con las que iré configurando, junto con algunos desarrollos anteriores, el RESUMEN que se solicita para el Congreso de Maracaibo.

Desde este punto de vista, un criterio que me parece inicial y básico, para el desarrollo de LA SEMIÓTICA COMO METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN consiste en dejar de lado su posible utilización como generadora de MODELOS, con su contenido semántico ya predeterminado, y asumir, como su funcionamiento específico, la utilización de OPERACIONES que provienen de las relaciones sintácticas que la lógica semiótica permite identificar en un determinado universo de entidades y fenómenos, a partir de las cuales (relaciones) se accederá al descubrimiento de contenidos semánticos no predeterminados.

EL MODELO supone la aceptación previa de una estructura explicativa que, a su vez, encuentra su fundamento en determinada teoría. El modelo ya sabe lo que hay que buscar para explicar el significado de un determinado fenómeno social, o el proceso de formación de tal significación, o su proceso de su interpretación y transformación. El modelo nunca va a poder ver, en el mundo, más de lo que ya tiene registrado mediante sus componentes constitutivos y las relaciones predefinidas con las que se vinculan tales componentes. El modelo es la materialización de un sistema (o de una de sus partes), en cuanto concreta lo que en el sistema son posibilidades relacionales. Todo modelo implica la aceptación de determinados tipos preexistentes en determinado sistema y vinculados según determinada legalidad; el carácter del modelo consiste en ser una réplica (o actualización) de tales tipos y de sus relaciones, como bien lo establece Ch. S. Peirce (sin derivarlo a los aspectos críticos hacia un concreto instrumento metodológico, como los que yo estoy formulando) cuando desarrolla la relación entre "legisigno" o "type" por una parte y "sinsigno" o "token" o "replica", por otra (CP. 2.246; 8.363 ss).

LA OPERACIÓN explora las posibilidades organizacionales de un conjunto de relaciones contextuales, identificables entre las entidades físicas componentes de un determinado fenómeno social, así como las relaciones posibles de tal fenómeno con los otros fenómenos constitutivos de su entorno social e histórico. La operación parte de una base sintáctica, identificando relaciones posibles (en el universo acotado de un determinado momento en el desarrollo histórico de una disciplina; componente ideológico de todo pensamiento) entre las entidades físicas (icónicas, indiciales o simbólicas) registrables como constitutivas del fenómeno cuya producción, interpretación y transformación de significación se estudia. En base al principio, que ya he formulado en un mensaje anterior, según el cual "no hay semántica sin sintaxis", a partir de esta recuperación de relaciones sintácticas, mediante las operaciones de contextualización (con la amplitud de dimensión que requiera la explicación del problema asumido) se hará aparecer el proceso de producción, las condiciones de interpretación y las posibilidades de transformación (superación) en que consistirá la explicación buscada; sin predefinirla y requiriendo del menor número de condicionamientos previos para su formulación.

O sea, a mi criterio, el modelo permite encontrar lo que ya estaba preconcebido por los conceptos que utiliza y las relaciones con las que vincula a tales conceptos; el funcionamiento metodológico del modelo es especular: encuentra lo que sabe ver; tal sería el proceso según el cual actúa el conocimiento cotidiano (¿vulgar?).

A diferencia de ello, la operación permite descubrir conceptos desconocidos previamente, si bien posibles en la medida en que las relaciones físicas que los constituyen estaban disponibles, pero no habían sido explícitamente establecidas; el funcionamiento metodológico de la operación es procesual: permite encontrar lo que no se sabía ver (pero hubiera sido visualizable a partir de las relaciones ya modelizadas); tal sería el proceso según el cual actúa el conocimiento creativo, tanto científico como estético (y tales serían los límites y condicionamiento de toda creatividad; no se crea de la nada, sino como transformación de lo preexistente).

Cordialmente,

Juan

Mensaje 6100

Vie Jul 22, 2005  9:30 am

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 32

Su función en las ciencias sociales

Estimado Juan: concuerdo con lo que dices. Sin embargo no estoy segura de que el modelo sea la forma en que se desarrolla el pensamiento cotidiano-vulgar, como dices. Me parece que esto de especular que tendría el modelo se asimila al pensamiento o forma de acceder al conocimiento, secularmente, por decirlo metafóricamente, pero no estoy segura de que ello sea así en el caso de la imagen visual. En cambio, como dices, estas operaciones sintácticas se realizan plenamente en el proceso creativo. Por lo demás no sé si no pudieran existir concordancias de resultados, de aplicar una u otra herramienta, pues en definitiva el conocimiento y la percepción humanas van tejiendo la trama de la cultura y pueden haber (no digo que la hayan) estructuras innatas, por ejemplo de las que hablaba Chomsky aunque con relación al lenguaje-lengua (palabras). Epistemológicamente, me parece no puede controvertirse que la Semiótica (por lo menos) sea una herramienta de análisis. Saludos muy cordiales. Paula Winkler.

Mensaje 6102

Vie Jul 22, 2005  12:02 pm

"Claudio Guerri" <claudioguerri@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 33

Su función en las ciencias sociales

Muy bien Paula!!!

Lamento que la FADU-UBA me tenga más preocupado esta semana que los modelos y las operaciones... prácticamente no alcancé a leer los textos de Juan... ya lo haré...

En principio y adelantándome a todo lo que pueda venir diría que modelo´(segundidad) y operaciones (terceridad) van de la mano... triádica... de alguna manera. Por lo tanto con algúna necesaria relación con algún aspecto "formal-sintáctico" que sirva de "ground" a modelo y operación.

Pero lo que me lanzó a contestar es la frase final: "...no puede controvertirse que la Semiótica (por lo menos) sea una herramienta de análisis."

Por suerte hay un paréntesis que deja abierta otras posibilidades.

Bref... para mí el análisis, siendo LA posibilidad de re-diseño interpretativo, es también, TODA la posibilidad de diseño-productivo-creativo a continuación.

Pero es habitual que, aún en ámbitos del diseño, se considere al análisis como una operación completamente diferente (por no decir prácticamente inútil) y separada del re-diseño, la re-interpretación, la producción, la creación, etc.

Acaso no es el análisis una operación de INTERPRETACION de la "realidad"?

Es lo mismo analizar algo mediante un modelo diádico (por ej.: Cuadrado Semiótico) o triádico (por ej.: Nonágono Semiótico)?

Un ejemplo que ya presenté en Lyon 04 y Buenos Aires 05: La 'tradición radiofónica' nos dice que el oyente podía estar "disperso" o "atento". Una especie de 0 y 1 binario de la computación... apagado o encendido, todo o nada... una especie de tecla de interruptor de luz...

Un modelo triádico obliga a una interpretación triádica (of course ideológica también). Pero aparecen algunas sutilezas que el modelo diádico impide.

El oyente estará "disperso", "atento" o "crítico", pero esta vez el modelo muestra no una opción, sino una interrelación sincrónica y continua de los tres aspectos... con eventuales picos en alguno según el caso.

Si lavo los platos estaré "disperso" pero no b... (como dirían nuestros hijos), al punto que si alguien en la otra habitación cambia el canal... salto enseguida porque me cambiaron "la estética" de mi dispersión-funcional-tranquilizante. Si tengo que salir de casa puedo estar "atento" a la temperatura externa, puro dato informativo-contextualizante que no necesita pasar al estado "crítico" como cuando escucho una controvertida discusión sobre el aborto. Pero a su vez, en escucha "crítica", puedo cambiar de canal o apagar la radio si el conductor altera en la entrevista-discusión-crítica la "estética" de mi expectativa respecto de MI programa-marca-radio, o me miente respecto de algún dato que por estar "atento" recordaba perfectamente, etc. etc. etc.

No hay UN estado de oyente... en todo caso deberían poder tipificarse "10 clases" de estados lógicos... y que NO son estables!

Por ahora, y sólo para empezar... no hay diseño-producción-creación en el análisis?

Ya se que la pregunta es retórica, pero creo que vale la pena insistir.

Cordiales saludos

Claudio Guerri

Mensaje 6105

Fecha: Vie Jul 22, 2005  2:45 pm

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 34

Su función en las ciencias sociales

Para el diseño, muy relacionado con la imagen visual, tu respuesta puede ser apropiada. Por lo demás, como bien observaste, dije "cuanto menos entre paréntesis. El problema de las topologías o del modelo, no es que no tenga su pertinencia, sino que -resalto- constituye una aproximación distinta a la que pretende Juan. Estoy prevenida de lo que dices en cuanto a re-presentar; re-construir y re-producir. Es lo que hacemos todo el tiempo. Pero suponemos que lo hacemos, o bien nos basamos en los dichos e investigaciones de otros. Debemos acreditarlo; y, en ese sentido, me refería a la propuesta de Juan, que no es binaria. Y él (me parece) incluye al interpretante de un modo distinto al del dogma semántico (lo cual no es desechable, pero diferente). Saludos cordiales para ti y para todos. Paula Winkler.

Mensaje 6106

Fecha: Vie Jul 22, 2005  8:03 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 35

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Lo que comenté ayer acerca de la diferencia entre MODELOS y OPERACIONES y la afirmación de mi opción por el valor heurístico de las OPERACIONES frente a la especularidad reproductiva de los MODELOS, tendía a identificar el proceso necesario para la configuración de los MUNDOS SEMIÓTICOS POSIBLES (MSPs).

Las etapas lógicas que conducen a tales MSPs serían las siguientes:

(1) APLICACIÓN. Toda significación se produce por la aplicación de determinado texto pansemiótico a una determinada entidad o fenómeno (y, una vez más, recuerdo que la expresión "texto pansemiótico" propone incluir en su designación a toda materia prima textual: símbolos [como p.e. palabras], iconos [como p.e. imágenes visuales] o índices [como p.e. comportamientos ritualizados]). Este texto no es uno único, sino que existe una pluralidad de textos en competencia por obtener la hegemonía en cuanto a cuál sea el texto pansemiótico que se impone como vigente, por la mayor adhesión de intérpretes. Ninguna entidad o fenómeno tiene significado por sí, sino que cualquier significado que se le atribuya proviene de la historia de los textos que lo tuvieron por referente y de la dispersión de los textos que los tienen por referente en cualquier momento determinado.

(2) CIRCULACIÓN, TRANSFORMACIÓN DE UN TEXTO OBSERVABLE EN UNA INTERPRETACIÓN MENTAL Y PROYECCIÓN DE ESTA INTERPRETACIÓN SOBRE UNA ENTIDAD O FENÓMENO DEL MUNDO. Este texto pansemiótico (uno o múltiples pero, en cada caso, analizable en su singularidad) circula en determinado momento de determinada comunidad entre sus integrantes y es interpretado por éstos de modo que le atribuyen, a la entidad o fenómeno que es su referente, una o múltiples interpretaciones que constituyen las significaciones vigentes de tal entidad o fenómeno.

(3) PLURALIDAD DE ESQUEMAS INTERPRETATIVOS MENTALES. Se supone que el sistema mental de referencia, al que cada intérprete remite el texto pansemiótico para su interpretación, es diferente en cada intérprete, pero relativamente homogéneo en el conjunto de intérpretes en cuanto partícipes de un mismo momento socio-cultural. Este supuesto ("semiosis ilimitada") permite inferir que sean identificables grupos de esquemas interpretativos relativamente homogéneos entre sí (o sea, que admiten diferencias sin llegar a la contradicción), frente a otros grupos de esquemas interpretativos también relativamente homogéneos entre sí, pero contradictorios con los primeros, sin que pueda establecerse a priori cuantos grupos contradictorios llegarán a identificarse.

(4) MATERIALIZACIÓN DE LA INTERPRETACIÓN MENTAL EN UN TEXTO OBSERVABLE. Lo ocurrido en la mente de cada intérprete y por tanto la conformación de determinados grupos relativamente homogéneos entre sí y contradictorios con otros determinados grupos relativamente homogéneos entre sí y en lo que se refiere a los esquemas interpretativos utilizados y a sus resultados, es completamente indiscernible, salvo su exteriorización en un nuevo texto pansemiótico (mediante p.e. palabras y/o imágenes y/o comportamientos) y según la forma en que se exteriorice. De aquí que podamos decir que el significado constituye una entelequia metafísica hasta que se materializa en un texto observable.

(5) EL TEXTO PRODUCIDO POR LOS INTÉRPRETES MATERIALIZA LA SIGNIFICACIÓN ATRIBUIDA A LA ENTIDAD O FENÓMENO DEL MUNDO. A partir del texto pansemiótico producido por cada integrante de cada grupo diferenciable de intérpretes es posible conocer cuál sea el significado atribuido por cada intérprete y por cada grupo de intérpretes a la entidad o fenómeno que constituye el referente de tal texto.

(6) Suponiendo válida la distribución en estas 5 etapas del proceso de atribución de significado a una entidad o fenómeno del mundo, la semiótica tendría que dar cuenta de QUÉ OPERACIONES ANALÍTICAS Y CONSTRUCTIVAS PONE A DISPOSICIÓN DE LOS INVESTIGADORES que pretendan EXPLICAR EL PROCESO POR EL QUE SE LE ATRIBUYÓ, A DICHA ENTIDAD O FENÓMENO, DETERMINADO Y NO OTRO SIGNIFICADO. El conjunto de tales OPERACIONES y de los RESULTADOS alcanzados mediante su intervención, constituyen lo que he denominado "MUNDOS SEMIÓTICOS POSIBLES."

RESUMIENDO, con el criterio de que el resumen enriquezca, podríamos decir que se requiere la obtención de los siguientes resultados:

(1) Propuesta de aplicación de un texto a un ente.

(2) Aceptación de este texto como productor de la interpretación que le atribuye determinado significado al ente.

(3) Dispersión de los esquemas interpretativos disponibles en determinado momento y sociedad.

(4) Exteriorización de la interpretación elaborada, mediante un nuevo texto producido por el intérprete.

(5) Conocimiento, por un tercero, del significado atribuido al ente, mediante el conocimiento del nuevo texto producido por el intérprete.

(6) Recuperación del resultado de cada secuencia coherente (internamente no contradictoria) del proceso señalado como la configuración de un MUNDO SEMIÓTICO POSIBLE.

Continuaré con ello, tratando de completarlo y hacerlo entendible y aplicable. Cordialmente,

Juan

Mensaje 6109

Sáb Jul 23, 2005  9:58 am

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 36

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Aguardo que todas/os se encuentren bien. Intervengo en la ocasión para matizar una afirmación en torno a los modelos. Antes conviene aclarar que, por más que la epistemología y el método son instantes necesarios en una reflexión que autocontrola sus automatismos ideológicos, humildemente opino que ambos momentos son excesivamente normativos y hasta una barrera para la imaginación crítica y científica. Ahora bien, si los modelos son unas "anteojeras" que nos hacen ver lo que ya está en ellos y que nos impiden apreciar lo que los excede y deconstruye, también es cierto que son "guías" (tal cual el método o las consideraciones epistemológicas...) que ayudan a que las afirmaciones en el ámbito de la crítica y/o de la ciencia adopten el carácter de hipótesis acotadas. En lo que se refiere a la Semiótica en calidad de "fundamentadora" de lo que se denominó "operaciones", me surge que las secuencias mencionadas también servirían para alejar a los modelos del sentido común, del "buen" sentido y de las pre/nociones que con- vierten los análisis en estudios "silvestres". Es decir, tales operaciones serían por igual útiles para evitar, en alguna medida, que los modelos sean una traslación no controlada de pre-conceptos (1), que casi siempre operan como pre/juicios, al universo de las proposiciones críticas y/o científicas, y a los fines de amortiguar su "tendencia" a "cerrar" la percepción de lo complejo (2). Me voy despidiendo; un cordial saludo a todas/os.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6112

Dom Jul 24, 2005  12:08 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 37

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Antes que nada, saludos a todos/as; yo, algo "apenado" porque las vacaciones concluyen y debo regresar a las actividades de la Facultad. Agradezco el amable gesto de ánimo dado por Guerri. Lo que, no obstante, desearía añadir es que me temo que en los modelos las ideologías que los sustentan, que los cohesionan y que los vuelven, en cierta medida, operativos, no son las más de las ocasiones explícitas. En parte, supongo que es por ello que nuestro Moderador se resiste a emplearlos, por su carácter cuasi-metafórico y conocemos que su opinión es que allí donde asoman metáforas, escasea el rigor analítico. Por mi lado, supongo que no siempre acontece así; las metafóras son un comienzo creativo que, a veces, indica una dirección inesperada en la investigación que, si son acotadas las "intuiciones", pueden conducir a propuestas interesantes. La metáfora-modelo de las interacciones entre base/superestructura en Marx, tan denostada por quienes lo evalúan fenecido, son un cálido ejemplo. Hasta pronto y que la Fuerza los acompañe a todas/os.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6113

Dom Jul 24, 2005  8:14 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 38

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

En el mensaje anterior identifiqué 6 pasos o etapas, correspondientes a LA TAREA ANALÍTICA DE LA SEMIÓTICA EN PROCURA DE EXPLICAR EL PROCESO DE PRODUCCIÓN DE DETERMINADA SIGNIFICACIÓN, EL PROCESO DE SU COMUNICACIÓN Y EL PROCESO DE SU TRANSFORMACIÓN.

Aclaración: (a) lo de que sean 6 pasos es meramente tentativo y vale como una aproximación a la descripción de la tarea que correspondería a un análisis semiótico concreto; (b) el contenido de cada uno de tales pasos, su secuencialidad y el resultado obtenido al término de cada uno de ellos es igualmente tentativo y exploratorio; (c) conviene tener en cuenta la diferencia que establezco entre la FACULTAD SEMIÓTICA y la DISCIPLINA SEMIÓTICA. Los 6 pasos y sus contenidos corresponden a la DISCIPLINA; o sea, no estoy tratando de formalizar la tarea de explicar el proceso de PRODUCCIÓN DEL SIGNIFICADO (en cuanto funcionamiento de la FACULTAD semiótica), sino la de EXPLICAR CÓMO SE CONOCE EL SIGNIFICADO PRODUCIDO, en una determinada situación y respecto de un determinado ente (en cuanto producto de las OPERACIONES cuya identificación, proceso de funcionamiento y eficacia es el objeto de conocimiento de la DISCIPLINA semiótica).

Lo que ahora voy a intentar, de modo igualmente tentativo y exploratorio, corresponde a este último aspecto, o sea, a proponer la identificación, funcionamiento y eficacia de las OPERACIONES SEMIÓTICAS implicadas en el proceso de EXPLICACIÓN DEL SIGNIFICADO atribuido a determinado ente, tal como éste adquiere vigencia (o sea, según el modo como adquiere la calidad de existente para el conocimiento; o sea, cómo adquiere su calidad ontológica) en determinado momento de determinada sociedad (o grupo social perteneciente a tal sociedad, o individuo perteneciente a tal grupo social). Al atender a las OPERACIONES resulta necesario referirse a la clase de INFORMACIÓN sobre la que actúan, es decir, se requiere haber identificado los TEXTOS PANSEMIÓTICOS del CORPUS involucrados en la producción de la significación en estudio, así como haber justificado tal involucración o pertenencia necesaria (de ahora en adelante, siempre que utilice el término "texto" o el término "discurso" se entenderá que utilizo la expresión "texto pansemiótico"o "discurso pansemiótico").

Para ello, trabajaré sobre la formulación SINTÉTICA de los 6 PASOS planteados en mi mensaje anterior, sin olvidar lo que enuncio en el previo desarrollo de esos mismos 6 pasos, también sintético, pero no tanto. Lamento la excesiva abstracción de los párrafos que siguen.

Tendríamos, entonces:

(1) Propuesta de aplicación de un texto a un ente. CORPUS PERTINENTE: conjunto de textos históricos que han tenido como referente a determinado ente. OPERACIÓN: identificación, en tales textos históricos, de la presencia de relaciones formales (sintaxis [simbólica], configuración [icónica], disposición [indicial]) que podían proyectar una semántica posible sobre determinado ente en estudio.

(2) Aceptación de ese texto como productor de la interpretación que le atribuye determinado significado al ente. CORPUS PERTINENTE: textos históricos contemporáneos de los mencionados en "(1)", en cuyas relaciones formales puede identificarse su correspondencia con las relaciones formales constitutivas de los mencionados en "(1)". (O sea, identificación en el discurso de la comunidad de estructuras formales semejantes a las de los textos que se aplicaron, en un supuesto momento inicial (o en un "ayer" a determinar), al ente en estudio. O sea, la comunidad utilizaba, para referirse a dicho ente, estructuras semejantes a las utilizadas por quienes le establecieron como referente de su discurso.) OPERACIÓN: constatación de la semejanza entre las estructuras formales identificadas en los textos originarios y en los utilizados por la comunidad en ese mismo momento.

(3) Dispersión de los esquemas interpretativos disponibles en determinado momento y sociedad. CORPUS PERTINENTE: recopilación de textos producidos, en el momento que interesa a la investigación (por lo general, en la actualidad, ya que interesa el significado que se le atribuye al ente en estudio, en un "hoy" a determinar), en una cantidad suficiente como para identificar la presencia de estructuras formales con un grado de diferencia tal que conducirían a interpretaciones semánticas contradictorias. Esto sirve, en general, como criterio acerca de la dimensión de determinada muestra en una investigación semiótica: no se trata de una operación probabilística de dimensión cuantitativa, sino de que llegue a registrar al menos UNA contradicción (es un mínimo lógico) en la respectiva interpretación semántica de las estructuras formales en estudio; mientras no se registra la presencia de la contradicción, la muestra es insuficiente, ya que no alcanza a dar cuenta de la pluralidad inherente a cualquier sociedad. OPERACIÓN: inferencia de los distintos esquemas interpretativos vigentes, a partir de la identificación de distintos discursos sociales conteniendo estructuras formales divergentes en cuanto a la generación de interpretaciones semánticas contradictorias.

(4) Exteriorización de la interpretación elaborada, mediante un nuevo texto producido por el intérprete. CORPUS PERTINENTE: el mismo establecido en el paso anterior "(3)". OPERACIÓN: lectura de los esquemas interpretativos obtenidos por la operación aplicada en el paso "(3)", seleccionando el conjunto de las estructuras formales que tengan como referente la interpretación semántica del ente en estudio.

(5) Conocimiento, por un tercero, del significado atribuido al ente, mediante el conocimiento del nuevo texto producido por el intérprete. CORPUS PERTINENTE: el mismo previamente establecido. OPERACIÓN: a partir de la identificación (sintáctica) de los conjuntos de las estructuras formales no contradictorias utilizadas, identificación (semántica) de las categorías conceptuales aplicadas a la atribución de sentido al ente en estudio. Reiteración de la operación en cada conjunto que contenga estructuras formales contradictorias con las restantes.

 (6) Recuperación del resultado de cada secuencia coherente (internamente no contradictoria) del proceso señalado, como la configuración de un MUNDO SEMIÓTICO POSIBLE. CORPUS PERTINENTE: las estructuras formales-conceptuales identificadas en el paso anterior. OPERACIÓN: sistematización por semejanzas y diferencias, de las componentes semánticas identificadas, constituyendo conjuntos no contradictorios y diferenciando entre sí a tales conjuntos, por la presencia, en lugares simétricos de cada sistematización elaborada, de componentes contradictorios.

Estas propuestas, en especial las referidas al CORPUS PERTINENTE, habrá que contrastarlas con las características atribuidas a las informaciones disponibles, en los mensajes enviados por mí a SEMIOTICIANS y por los miembros del Foro que intervinieron en el debate, durante el mes de febrero, marzo y abril del corriente año, relativos a la RECUPERACIÓN DEL CORPUS, para estudiar sus posibles contradicciones, eliminándolas, y sus congruencias, reafirmándolas críticamente (ver Taller de investigaciones semióticas).

Una vez más, pido disculpas por compartir con los colegas de SEMIOTICIANS esta propuesta, que considero excesivamente abstracta, pero que también la considero necesaria como punto de partida para la enunciación de los pasos a recorrer en el intento de explicar la significación de un ente en estudio.

Cordialmente,

Juan

Mensaje 6114

Dom Jul 24, 2005  10:14 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 39

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Saludos a todas/os. Desearía compartir con ustedes una serie de inquietudes. Las recomendaciones analíticas para enfocar la significación adquirida por un "ser"/signo/Interpretante, ¿en qué "nivel" de los pasos secuenciados se ubicarían? ¿Tales recomendaciones son únicamente procedimentales? ¿Tienen la capacidad de auto-tematizarse, es decir, de afirmar de sí mismas que pertenecen, por ejemplo, al paso Nº 5 ó 6? ¿Cómo se disuelve la "paradoja" de que un conjunto de pautas para estudios semióticos, se adopte a sí mismo en calidad de "corpus"? ¿Hay paradoja? Sin más, me despido de Ustedes con un cordial saludo.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6153

Lun Ago 15, 2005  5:59 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 40

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Apelo a vuestra paciencia para plantearles, en el terreno desbrozado por nuestro Moderador, que la Semiótica se ocuparía de, habida cuenta de la función esencial que le concedo en el espacio de la crítica de lo que conforma la racionalidad de la ciencia, optar por un Paradigma de la Complejidad pero, en simultáneo, de elegir la “vía” materialista. No trataría, por cierto, de fundamentar el materialismo al estilo de lo que deseara el Lenin de Materialismo y empiriocriticismo; sin embargo, la idea cardinal de que el “objeto” es “ente” significado y de que, al decir de Maturana y Varela, hay “multiversos” y no un Universo, me asoma consecuentemente ma- terialista. No habría en ese principio semiótico “liminal” una caída en el solipsismo, como creía el Jameson de La cárcel del lenguaje, ni el “pansemiotismo” denunciado alguna vez por Bourdieu, sino la asunción no metafísica respecto a que entre el signo y la “cosa” interviene otro signo. Ahora bien, este “axioma” no conduciría a “reducir” todo a ese aserto de enormes consecuencias; de ahí la recomendación de no extraviar lo complejo y, por consiguiente, de asimilar el Paradigma aludido. Sin más para compartir, saludo a todas/os con un cordial abrazo.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6160

Vie Ago 19, 2005  1:40 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 41

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Éstos son los resúmenes preparados por los expositores (faltan dos) que participarán en la Mesa Redonda: LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES.

Los comunicamos para ir caldeando los ánimos, en vistas a su discusion en el VI CONGRESO DE LA FELS, en Maracaibo. ____________________________

FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SEMIÓTICA

Simulacros, Imaginarios y Representaciones VI Congreso Latinoamericano de Semiótica

IV Congreso Venezolano de Semiótica

Maracaibo, Venezuela, 25 al 28 de octubre de 2005

MESA REDONDA:

LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES


1

Título: Derecho y semiótica. Análisis de resistencias.

Nombre del Autor: Enrique Néstor Arias Gibert

Institución: Universidad de Buenos Aires

Correo electrónico: enriarias@ciudad.com.ar

Palabras Clave: DERECHO - RESISTENCIA - ABSTRACCIÓN REAL - SÍNTOMA - ANÁLISIS DEL DISCURSO.

 El trabajo que se pone a consideración de este congreso tiene por objeto determinar las dificultades peculiares que presenta el discurso jurídico a la interrogación semiótica. La notoria ausencia de la disciplina semiótica en el ámbito de la enseñanza universitaria de grado debe ya ponernos en guardia respecto de las particulares resistencias que el discurso jurídico ofrece a la analítica de los signos.

Cuánto más notoria es esta resistencia si se tiene en cuenta que la principal tarea que el discurso jurídico se atribuye a sí mismo es la de interpretar las normas que son señaladas como jurídicas que aparecen siempre como texto que, a su vez, asume de manera privilegiada la forma más señaladamente analizable del escrito.

La hipótesis que se sostiene es que del análisis de las resistencias ha de surgir el contorno del núcleo innombrado que opera como condición de posibilidad de la enunciación jurídica. A saber: el falso reconocimiento de la norma como texto escrito y, correlativamente, el desconocimiento de las prácticas sociales como discurso que opera ya como abstracción real. Aparece entonces el secreto del discurso jurídico que no está en una realidad escondida bajo las formas jurídicas sino en la forma misma que el discurso asume. Forma que se hace inteligible mediante el análisis de los procesos de sustitución y sucesión de cadenas discursivas.


2

Aportes de la Semiótica a los estudios antropológicos sobre inmigración y procesos identitarios

Mirta Bialogorski

Dra.en Ciencias Antropológicas.Universidad de Buenos Aires

Museo de Arte Popular José Hernández (GCBA)

En este trabajo se intentará mostrar cómo la recurrencia a un método de análisis semiótico- cognitivo en una investigación antropológica, la Semiótica de Enunciados (Magariños de Morentin, 1996) ha permitido acceder a la significación que adquirió en un momento determinado de la sociedad argentina, un fenómeno inmigratorio reciente como es la llegada e instalación en Buenos Aires de inmigrantes surcoreanos, al tiempo que hizo posible establecer rasgos de su identidad plural.

Se entiende aquí por significación al conjunto de múltiples interpretaciones sociales elaboradas por los distintos actores intervinientes materializadas en sus respectivos discursos verbales concebidos como práctica social (Foucault, 1973).

La Semiótica evita partir dentro del campo antropológico, de indicadores con carácter de categorías interpretativas a priori en función de las cuales elaborar macro explicaciones. De este modo permite inscribir la investigación en una formulación localista, analizando el aquí y ahora, posibilitando encontrar los matices que dan individualidad al fenómeno en estudio, al partir de operaciones rigurosas e identificables en la coyuntura socio- histórica.

Los resultados de esta investigación han evidenciado la emergencia de tendencias interpretativas del fenómeno inmigratorio y particularmente, transformaciones en la construcción de la vivencia del inmigrante respecto de su situación.

Estas transformaciones mostradas por la metodología semiótica, no son ya asimilables a los conceptos teóricos elaborados en las ciencias antropológicas para otro momento histórico, ni tampoco en su totalidad por enfoques actuales, en especial en atención a las peculiaridades identificadas e interrelacionadas mediante las operaciones de la interpretación semiótica.

 

Palabras claves: semiótica- antropología. inmigración- significación- identidad-


3

EL ANÁLISIS CRÍTICO DE LA PRODUCCIÓN SOCIAL DE SENTIDO

María Teresa Dalmasso

Centro de Estudios Avanzados -

Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) doctoradosemiotica@cea.unc.edu.ar

Asociación Argentina de Semiótica

Mesa Redonda: "La Semiótica como epistemología y metodología: su función en las Ciencias Sociales", coordinada por el Profesor Juan Magariños de Morentín

Resumen:

Partiendo del presupuesto de que la Semiótica posee la capacidad de analizar críticamente la producción social de sentido, nos proponemos reflexionar sobre dos aspectos de esta afirmación: a) su aptitud para el análisis crítico; b) qué incluimos bajo la denominación de 'producción social de sentido'.

a) La primera de estas zonas de reflexión nos conduce a interrogarnos sobre sus presupuestas condiciones metodológica y epistemológica. Al mismo tiempo, y correlativamente, a plantearnos cómo se conjuga la consecuente capacidad crítica y metacrítica con su carácter insoslayablemente ideológico.

b) La segunda problemática gira en torno al problema de los límites o umbrales, revisados a partir de una noción amplia de producción social de sentido y de la consiguiente expansión de la noción de discurso (respecto de la Lingüística).

El planteo y la puesta en correlación de ambas cuestiones, tiene el propósito de abrir la reflexión en torno a la posibilidad y a la legitimidad de la Semiótica para llevar a cabo, en interacción con otras disciplinas, un análisis contrastivo y crítico de las variadas formas de producción social de sentido (trascendiendo el límite de las prácticas discursivas [objetivantes], propiamente denominadas semióticas), a efectos de dar cuenta de la economía global de una cultura.

 Palabras clave: epistemología - metodología - crítica/metacrítica - producción social de sentido


4

Psicoterapia y semiótica: encuentros epistemológicos

Lic. Lobsang Espinoza

Docente de Semiótica Aplicada

Facultad de Comunicación Social

Universidad Central del Ecuador, Quito

lobokoalo@yahoo.com, lobsangespinoza@andinanet.net

 En el presente trabajo se intentará demostrar la hipótesis según la cual el proceso psicoterapéutico es eminentemente semiótico y hermenéutico/interpretativo donde paciente y terapeuta entran en una interacción cognitiva.

Para el análisis se propone el método contenido en "Verdad y Método" de Hans Georg Gadamer, los textos de Semiósfera de Juri Lotman y "Principios comunes en psicoterapia" de Chris Kleinke.

El texto de Gadamer aportará a la importancia decisiva que tiene el lenguaje en el acto interpretativo del proceso terapéutico.

Los textos de Lotman ayudarán a enfocar el proceso terapéutico como un proceso de frontera, donde la enfermedad (texto) no es solamente un embalaje o almacén del sentido sino un generador del mismo.

Y finalmente el texto de Kleinke contribuirá con consideraciones filosóficas para un adecuado proceso psicoterapéutico.

Como conclusión se plantea comprender el bilingüismo que propone el concepto de frontera en Lotman cuya fortaleza es la traducción de los mensajes externos al lenguaje interno y viceversa el proceso de cura psicológica.

Palabras clave: semiótica, hermenéutica, epistemología, psicoterapia, Juri Lotman


5

VI CONGRESO DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SEMIÓTICA

Maracaibo, Venezuela, 25-28 de octubre de 2005

Mesa redonda:

La Semiótica como Epistemología y metodología: su función en las ciencias sociales.

Moderador: Juan A. Magariños de Morentin

Modelos diádicos y triádicos en la construcción cognitivo-proyectual

Claudio F. Guerri

Universidad de Buenos Aires

claudioguerri@fibertel.com.ar

Palabras clave: modelos - operaciones - diádico/triádico - semiótica - epistemología

El sostener que "no puede afirmarse la verdad, sino la vigencia, en determinada sociedad y en determinado momento histórico de tal sociedad, de los significados atribuidos a determinados fenómenos sociales" debería estar en la base de del pensamiento de todo diseñador. Lo contrario, un conocimiento positivo y absoluto negaría toda posibilidad de diseño. Es en este contexto que cobran especial valor cognitivo y por lo tanto de posterior valor creativo el conocer la estructura conceptual -y a la vez ideológica- de los modelos disponibles para una primera aproximación a cualquier problema de construcción de sentido, desde un edificio-arquitectónico a un programa de radio.

La propuesta apunta a mostrar virtudes y falencias del modelo diádico Cuadrado Semiótico de Greimas (1966; 1979) y el triádico Nonágono Semiótico de (Guerri 2000; 2003) derivado del 'aplanamiento' de la original teoría del signo en Peirce y de una primera propuesta de Magariños de Morentin (1983) ya en uso práctico a principio de los años '70.

Por otro lado se mostrará la posibilidad de transformar el Mapping semiótico de los valores del consumo de Andrea Semprini (1992) en modelo triádico con inclusión de la dimensión temporal. Se enfatizarán las ventajas cognitivas y propositivas que ofrece el modelo triádico-relacional respecto de la segmentación estructuralista.

Equipo necesario para la presentación: cañón digital para Powerpoint.

Prof. Arq. Claudio F. Guerri

Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo

Universidad de Buenos Aires

Domicilio particular: Olleros 2532, 2° A

1426 Buenos Aires - Argentina

Telefax: 0054-11-4553-7976 o 4553-4598

Celular: 0054-11-15-4144-7752

e-mail: claudioguerri@fibertel.com.ar


6

Las semióticas peirceana y neojelmsleviana: sustentos complementarios para la epistemología y la metodología de las ciencias sociales.

Marta Susana López - Universidad Nacional del Nordeste - Resistencia, Chaco, Argentina.

Correo Electrónico: martaslopez@arnet.com.ar

Palabras clave: semiótica - 'paradigma peirceano' - 'paradigma neohjelmsleviano' - epistemología - metodología

Considero la semiótica como una disciplina apta para constituirse en uno de los sustentos de la epistemología y la metodología de las ciencias.

Pero un impedimento crucial para este aprovechamiento de la semiótica por parte de los investigadores lo constituye la existencia de posturas antagónicas y aparentemente irreconciliables respecto de los dos grandes paradigmas: la de los especialistas que adhieren a la semiología de origen saussureano versus los seguidores de la semiótica peirceana. Por mi parte, sostengo que es posible encontrar una interrelación entre ambos sistemas que logre romper con su aparente incompatibilidad.

Es por ello que he abordado en este trabajo la problemática que gira alrededor de las funciones metodológicas del análisis semiótico según su relación específica con ambos paradigmas. Considero que tales funciones no son alternativas, sino complementarias. Mi intención es, al mismo tiempo, proponer una revalorización implícita del análisis y de la semiótica estructurales, como enfoques metodológicos útiles a las ciencias sociales que últimamente han sido en cierto modo desvalorizados frente a la semiótica peirceana, actualmente en auge.


7

MESA REDONDA sobre "LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES"

Juan Magariños de Morentin

Universidad Nacional de La Plata

Universidad Nacional de Jujuy

jmagarinos@fibertel.com.ar

La idea que impulsa la organización de esta Mesa Redonda apuntaría a establecer un ámbito de cordial debate acerca del papel que le corresponde a la semiótica en el sistema de las ciencias sociales.

Mi posición es considerar a la semiótica como una metodología destinada a explicar la significación que producen o que utilizan en su desarrollo cada una de las diversas ciencias sociales. O sea, considero que hay un conjunto de información, al que cada investigador seleccionará como su corpus, y un conjunto de operaciones explícitamente identificables en los textos constitutivos de cada una de las disciplinas en estudio. Del análisis riguroso de tal información, y del seguimiento de la racionalidad explícita en la que se desarrollen tales operaciones, deberá surgir el conocimiento del proceso que habrá de producir, como su resultado, la significación que esa disciplina atribuya a determinado fenómeno social, constituyéndolo en su objeto de conocimiento.

Pero ésta no es la única visión posible ni, por supuesto, pretendo para ella la consideración de ser la verdadera. Otras son, no sólo posibles, sino que están efectivamente vigentes en el campo del pensamiento y de las investigaciones cognitivas que procuran explicar el proceso riguroso y los resultados eficaces de las diversas disciplinas científicas.

Palabras-Clave: SEMIÓTICA - EXPLICACIÓN - METODOLOGÍA - EPISTEMOLOGÌA - SIGNIFICACIÓN


8

Las metodologías: relaciones entre ideologías y semiosis

Dora Riestra

Universidad Nacional del Comahue

riestra@bariloche.com.ar

riestra@crub.uncoma.edu.ar

La cultura científica de quien investiga opera como determinante en la relación pensamiento/lenguaje (Voloshinov, 1998 y Bajtín, 1992); es decir, la posición adoptada respecto del conocer (Maturana y Varela, 1995) en las ciencias humanas/sociales orientará la búsqueda metodológica.

De la investigación que realizara acerca de la naturaleza de las consignas de trabajo en la enseñanza de la lengua surgen algunas relaciones entre las representaciones sociales de los enseñantes y su accionar en el lenguaje frente a la tarea docente (Riestra, 2004).

El enfoque interaccionista socio-discursivo (Bronckart, 2002, 2003, Bronckart et al.2004) concibe la acción como unidad de análisis materializada en textos, cuyo constituyente morfogenético es el signo lingüístico.

De los análisis de entrevistas a los enseñantes y las acciones concretas de enseñanza registradas, se observa cómo las representaciones sociales (Schurmans, 1993) prefiguran las prácticas, anticipando la realización de unas acciones y excluyendo otras.

El análisis de las consignas como acciones intramentales (Leontiev, 1983), exteriorizadas en los productos textuales escritos de los alumnos, señala el proceso intermental o interpsicológico entre docente y alumnos como proceso epistemológico de la Didáctica de la lengua.

En la medida en que los cruces de las disciplinas en sus bordes (Morin, 1998, 1981) nos permiten enfocar nuevos objetos de conocimiento, aparecen nuevas metodologías que necesitan validarse, este sería el camino abierto para la semiótica y la semiología.

 Palabras clave: ideología, representaciones, metodología, semiosis, consignas.

Bibliografía

Bajtin, M. (1992). Estética de la creación verbal, México, Siglo XXI.

Bajtin, M./Voloshinov, V.(1998). ¿Qué es el lenguaje?. Editor: Blanck, G. Buenos Aires: Almagesto.

Bronckart, J.-P., E. Bulea, et I Fristalon. (2004). Les conditions d'émergence de la action dans le langage. Cahiers de linguistique française (26)-Les modèles du discours face au concept d'action. 345-369.

Bonckart, J.-P. (2003). "L'analyse du signe et la genèse de la pensée consciente" - In : Cahiers de l'Herne (76) - Saussure, 94-107.

Bronckart, J.-P. (2002). La explicación en Psicología ante el desafío del significado. Estudios de Psicología, 23 (3) 387-416.

Leontiev, A. (1983). El desarrollo del psiquismo. Buenos Aires: Akal

Maturana,H y Varela,F. (1995). De máquinas y seres vivos. Santiago: Ed.Universitaria

Morin, E. (1998) Articular los saberes. Buenos Aires: Ediciones Universidad del Salvador

Morin, E. (1981). Pour sortir du XXe siècle. Paris: Nathan

Riestra, D. (2004). Las consignas de trabajo en el espacio socio-discursivo de la enseñanza de la lengua. Thèse de Doctorat. FPSE 328. Genève: Université de Genève. (Copyright Riestra, Dora et Université de Genève) http://www.unige.ch/cyberdocuments/theses.

Schurmans, M.-N. (1990). Maladie mentale et sens commun. Paris: Delachaux et Niestlé.


9

RESUMEN DE LAS IDEAS QUE SERÁN EXPUESTAS EN LA MESA REDONDA COORDINADA POR EL DR. Juan Magariños de Morentin.

Autor: Dr. Juan Samaja

Tema: Semiótica y Metodología.

Las relaciones entre la Metodología de la Investigación científica y la Semiótica no sólo son de carácter instrumental, sino primordialmente, de carácter sustancial. Esto quiere decir que no sólo se apoyan mutuamente en cuanto a facilitarse sus tareas respectivas, sino, y por sobre todo, que integran o constituyen el asunto mismo de sus respectivos objetos.

¿Qué significa esto? Básicamente dos cosas: 1) que, por una parte, la Metodología de la Investigación científica es en sí misma una Semiótica, y, además, una semiótica de particular relevancia para formular y buscar respuestas a las principales cuestiones de la Semiótica (comenzando por el problema mismo de "el sentido"); y 2) que, por otra parte, la Semiótica es una Metodología de la Investigación Científica de particular relieve: aquella metodología más idónea para estudiar y comprender los fenómenos en sus determinaciones más avanzadas, a saber, cuando el esfuerzo cognoscitivo va más allá de la mera búsqueda de cadenas causales y se aventura en la dirección de los procesos comunicacionales u organísmicos: es decir, representacionales. Dicho de otro modo, cuando se trata de determinar los fenómenos a la luz de un sentido.

Lo más general y cierto que se puede decir de la significación es que ella se hace presente en los actos de "transposición de un nivel de lenguaje en otro, de un lenguaje en otro lenguaje; el sentido se reduce así a una posibilidad de transcodificación." (A.J. Greimas: En torno al sentido. Ensayo semiótico. Editorial Fragua. Madrid. 1973, pág. 9).

Aceptada esta premisa, entonces, se debe admitir también que el Método de la Ciencia, que asume expresamente ese trabajo de transcodificación, mediante la creación de un lenguaje ad hoc se constituye en una semiótica objeto (en sentido hjelmsleviano) de máxima potencia para investigar la semiosis in statu nascendi.

Esa es una razón de peso para comprender porqué ambos fundadores de la Semiótica (Peirce y de Saussure) fueron al mismo tiempo fundadores o promotores de la metodología científica.


10

"El quiasmo epistemológico de la Semiótica con relación a las Ciencias Sociales: la Semiótica como metodología y la metodología de la Semiótica", Paula Winkler.

Autora: Doctora Paula Winkler.

Vocal Camarista. Jurista a cargo del Área de Derecho aduanero del Digesto Jurídico Argentino.

Doctora en Derecho y Ciencias Sociales. (Univ. Nacional de Buenos Aires, Argentina).

Magíster en Ciencias de la Comunicación (Univ. CAECE, Argentina).

Escritora.

Investigadora independiente.

Dirección electrónica (institucional): dwinkl@secind.mecon.gov.ar

(particular): paula_winkler@fibertel.com.ar

Palabras clave: epistemología-conocimiento científico-imagen visual.

Objetivos: definir las Ciencias Sociales;

definir la Semiótica;

establecer la diferencia epistemológica de los paradigmas de análisis en la Semiótica;

definir a la Semiótica (mínimamente) como una herramienta metodológica de las Ciencias Sociales;

identificar sus aportes metodológicos, diferenciados de otros paradigmas y disciplinas, con expresa aplicación (como ejemplo) en el ámbito de la imagen visual (fija y en movimiento).

Metodología: presentar el problema de la Semiótica como aporte diferenciado del paradigma hermenéutico y como método de control y comparación con otras líneas de investigación posibles, utilizando como ejemplos, distintos objetos semióticos (la imagen visual fija y en movimiento), y como método, el de las tres operaciones sintácticas semióticas, del Profesor- Doctor Juan Magariños de Morentín ( (1991) "Esbozo Semiótico para una metodología de base en ciencias sociales", La Plata, IICS, UNLP; (2003) "Hacia una semiótica indicial. Acerca de la Interpretación de los objetos y los comportamientos", Ediciós do Castro: La Coruña; (2003)"La (s) Semiótica (s) de la imagen", curso de semiótica on-line; entre otros).

Conclusiones: la Semiótica, definida como método de investigación de las Ciencias Sociales, constituye la disciplina que pretende develar, a través de operaciones formales sintácticas, determinada caracterización sígnica de un fenómeno social. Con estas operaciones se posibilita verificar la relación existente entre la sociedad y el signo, con relación a determinado campo de las Ciencias Sociales, por ejemplo, la imagen visual. Esa veridificación, necesaria, es de base material, en tanto no surge del investigador o del marco teórico aplicable, sino del proceso mismo de significación.

Resumen:

El quiasmo, figura retórica que significa invirtiendo, al someter el contexto originario a la operación (significante) de reiteración, es la mejor forma de presentar epistemológicamente a la Semiótica.

Pero qué son las "ciencias sociales" y qué las diferencian de las naturales y formales. Dando por supuesto el origen de la distinción en Vico, un mínimo consenso semántico respetaría dos características : su objeto y su método. El objeto, los fénomenos sociales ; el método -definible como todo aquel cuantitativo o cualitativo que explique (en el sentido de Erklärung : puesta en claro) el fenómeno social. No se eligió el lexema alemán gratuitamente: el paradigma pretendido excluye de la exploración a la especulativa; la explicación de un fenómeno social tiene como irremediable veridificación a la historia. El problema es qué versión histórica, y que ésta es posterior.

Cuándo hablar de conocimiento especulativo, en el sentido de profundizar la idea, evitando las estratagemas de la fundamentación silogística y cuándo, de conocimiento racional falseable. Y cómo hacerlo con relación a la Semiótica.

La Semiótica, como metodología, puede aportar su cuota de consolidación. El problema radica en elegir la metodología. (De ahí el quiasmo). Para establecer el grado de eficacia, se tomará como ejemplo la imagen visual.


Cordialmente,

Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6169

Dom Ago 28, 2005  3:32 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 42

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Difundo un resumen más que faltaba en mi envío anterior. En esta oportunidad se trata de la síntesis de la exposición que la Dra. María Victoria Gómez de Erice ofrecerá en la Mesa Redonda sobre LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES, que se desarrollará durante el VI Congreso de la FELS, en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, del 25 al 28 de octubre de este año.

Cordialmente, Juan

__________________________________________

LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES

(RESUMEN)

 Dra. María Victoria Gómez de Erice

 Esta ponencia pretende realizar un recorrido por la evolución epistemológica y metodológica, que ha ido sufriendo a lo largo del tiempo la Semiótica, en los desarrollos de la Escuela de París.

El análisis comprende las primeras apreciaciones de la Semántica estructural de Greimas (1996), inserta en el rigor estructuralista que excluía la historia, el mundo y el yo, este último visto como un simple operador de una manifestación. No nos interesa recorrer el camino que va desde “Du sens” (1970) hasta “Semiótica y Ciencias Sociales”, sólo destacar en los niveles de análisis clásicos, la concepción inmanentista de “fuera del texto no hay salvación”.

Pasamos luego al primer esfuerzo de modificación, realizado con Jacques Fontanille en “Semiótica de las pasiones. De los estados de cosas a los estados de ánimo” (1994). Pero

ponemos todo nuestro énfasis en la introducción del elemento que produce un verdadero giro en la orientación de la Escuela de Paris, la enunciación. Recorremos la introducción del sujeto efectuada por Jean Claude Coquet: la ontogénesis de los sujetos en construcción, en busca de su identidad, la que, a través de este abordaje se constituye en la semiótica del continuum, semiótica objetal.

Finalmente nos interesa mostrar los avances realizados por Fontanille en “Semiótica del discurso”[1]. Básicamente, nos parece importante el modo de abordar la acción, la pasión, la cognición y la subjetividad con las categorías de la enunciación.

La exposición concluye con un breve análisis de las representaciones sociales, que subyacen a un corto texto. Análisis que puede ser realizado con las categorías que se han introducido en los últimos avances teóricos.

 --------------------------------------------------------------------------------

[1] Las menciones a fechas de las diversas ediciones corresponden a los textos publicados en español.

Mensaje 6178

Fecha: Mié Ago 31, 2005  6:59 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 43

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Con miras a la Mesa Redonda sobre LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES, planteo la siguiente pregunta:

¿Existe un SIGNIFICADO SEMIÓTICO que pueda considerarse el objeto de conocimiento de una eventual CIENCIA SEMIÓTICA, o todo lo que puede hacer la SEMIÓTICA es explicar las características de la producción, la interpretación y la superación del SIGNIFICADO producido por alguna y cualquier determinada CIENCIA SOCIAL o NATURAL, con lo cual su función, respecto de las restantes disciplinas, es la de constituir una METODOLOGÍA?

Pregunta capciosa, cuya mansa respuesta, desde mi enfoque, es obvia, pero que desearía que produzca airadas y enriquecedoras réplicas desde otros y fundamentados enfoques.

Cordialmente, Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6179

Fecha: Mié Ago 31, 2005  8:13 pm

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 44

Su función en las ciencias sociales

Juan, no es por "molestar", sino para argumentar, lo cual no suele ser costumbre, a veces. Primero, tenemos que definir qué entendemos por "Semiótica" y qué, por "significado semiótico". Has sobreabundado bastante, sólo hay que remitirse al archivo de semioticians. Sin embargo, como cada cual tendrá su definición legítima y fundada, depende. Estoy pensando (fuera de tu postura y ya no tampoco pensando en la mía), que habrá quienes, claro, presten más atención al significante (o a la semántica); en los que profesan una teoría más topológica, por caso, a Propp en su morfología del cuento, etc. La pregunta tiene fácil respuesta para unos; no tanto para otros, y ahí mismo se amplifica el problema epistemológico con relación a la Semiótica. En fin, ya me callo, para que hablen, por caso, los otros. Saludos cordiales para todos. Paula W.

Mensaje 6180

Fecha: Mié Ago 31, 2005  11:04 pm

"IASBECK" <iasbeckk@uol.com.br>

La semiótica como epistemología y metodología 45

Su función en las ciencias sociales

Como um participante do grupo dos "outros", aos quais a Dra. Winkler gentilmente cedeu a voz (e a vez), afirmo que o objeto da semiótica são as "linguagens". A Semiótica, seja de qual extração for, ocupa-se do estudo da produção de sentido (não necessariamente de significados, significantes, insignificantes, etc...). As linguagens são lugares privilegiados de inscrição sistemática (organizada, sistematizada) dos signos (ou dos textos, como querem os eslavos). Linguagens são constelações de signos. E o foco do semioticista se concentra e se dispersa - com rigor científico e vigor criativo - sobre esse desafiador panorama ... do qual somos agentes e incondicionais reféns.

Com mis cordiales saludos.

Dr. Luiz Carlos Iasbeck

Universidade Católica de Brasília

Mensaje 6181

Fecha: Jue Sep 1, 2005  12:03 am

"PIRO Villagran" <piiiro@hotmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 46

Su función en las ciencias sociales

Antes que otra cosa me parece perfecto que se use este medio para plantear preguntas antes y despúes de Maracaibo ya que la siempre existente opcion de una pregunta por asistente nos pone en una posicion compleja de elegir momentaneamente algo que a final de cuentas nunca era lo que queriamos preguntar y nunca concuerda con lo que el ponente contesta.

Respecto a la pregunta del Prof. Magariños y a la que por supuesto no intento responder si no solo darle una vuelta, me surgieron dos dudas recientes.

Bueno, yo estoy cursando un magister en ciencias sociales, dónde la semiótica no es considerada como un camino màs que optativo y superficial de las tecnicas de investigacion cualitativas( entre otras como el análisis del discurso), por lo que me parece interesante ver el abordaje que hace las c.sociales de la semiótica tambien y no solo como la semiotica ve a las ciencias sociales.

Un ejemplo en el que se basan mis reflexiones son la manera en la que autores, en particular sociológicos, se acercan a la semiótica, o como ellos mismos la ven, y en particular dos.

El primero, Habermas, quién ve en ella solo una ciencia del comportamiento que no permite lo que para el supuestamente es trabajo d ela hermeneutica, es decir pasar de una dimensión cognitiva a una comunicativa, llamando a la semiótica una ciencia del comportamiento, y destinandola solo al conocimiento, pero no en el nivel que planteaba Eco, y que tan bien ha resumido Ruben Lopez respecto al trabajo del tercer mundo de Popper, el nivel del producto que se desprende de quien lo realizo, si no que HAbermas la destina al primer mundo, el de lo subjetivo.

La segunda es la postura de Luhmann, quién aborda aun mas la semiotica dedicandole una parte de su trabajo Observaciones d ela modernidad a definirla y decir porque no es util para pensar en la significación, en una disciplina que limita de nuevo a lo cognitivo.

Estas son 2 miradas que he tenido que afrontar desde el amgister, dos miradas de las c. sociales a la semiotica, y me imagino habra muchas por lo que me interesaria saber , con respecto a lo que el prof. Magariños propone capciosamente, ¿Como es que la semiotica puede observar en las c.sociales un campo y las c. sociales no en la semiotica y no verla mas que como una técnica y no una metodología en los dos casos mencionados?.

Esto me lleva a pensar definitivamente, en que, si la semiotica es vista por las c.sociales en un nivel cognitivo, el trabajo de la semiotica para trabajar en las c.sociales podria estar guiado a esta unión, es decir, no por nada las referencias a Varela, Maturana, THompson, son cada vez mas fuerte en los trabajos semioticos, pensar en una semiotica cognitiva capaz de replantear sus propias reflexiones, repensar la semiotica, parafraseando Una semiotica de la semiotica.

Y Y la otra cuestión tiene que ver con el interes de la semiotica y los semioticos en la investigacion, y esta custion me surge de la relectura de Ibañez, sobre todo d elos tres niveles que plantea y sus intereses. Es decir el nivel epistemologico ligado al para que o para quien de la investigacion, el nivel metodologico ligado al como y el porque, y el nivel tecnico-tecnologico ligado al con que. Si la semiotica resuelve o pretende hacerlo, el como, ¿Esta destinada tal y como lo pregunta el prof. Magariños a ser una metodología? y si asi es¿Al servicio de quien o para que?.

Con respecto a los abstracts me parece una mesa tan productiva , que si ya da para preguntas previas, obviamente dara mucho para despues asi que espero esto se tome solo como un par de preguntas previas, que pueden ser personales quizas, pero que surgen de mi interes por la semiotica dentro de las c. sociales y las c.sociales y la semiotica y surgen desde mi experiencia con la segunda, ya que cuando tu profesor te dice que el analisis cuantitatvo niega totalmente a lo que el gusto dellamar una pansemiologia basada en el abuso dle lenguaje, y depues topo con par de referencias , bueno el interes a lo mejor se vuelve comun.

Gracias y buena suerte en la mesa, que al menos a mi me tiene mas que interesado.

PIRO

Mensaje 6182

Fecha: Jue Sep 1, 2005  9:58 am

"Paula Winkler" <paula_winkler@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 47

Su función en las ciencias sociales

Contestar a tu contestación llevaría más de lo que, brevemente, trataré de hacer en este @. Con respecto a aquello de que cuesta elegir la pregunta y concordar respuesta con pregunta, esto parece deberse a las características propias del lenguaje, que nunca deja de ser paradojal, por su ambigüedad y porque apela a la metonimia constante, en tanto se dice para ser oído sobre la base de lo ya dicho y oído, de cuyas palabras puntualmente pronunciadas, éstas son nuevas re-presentaciones.

Ese abordaje que harían las Ciencias Sociales, una de ellas, acerca de la Semiótica es sencillamente humano, hay quienes hoy todavía consideran que la única investigación posible es a través de los métodos cuantitativos, mientras que Borges ya veía a las Matemáticas como poesía. Todo es cuestión de perspectiva.

Me parece que considerar a la S. sólo como "ciencia" del comportamiento es limitarla y a su vez limitar el rol de otras ciencias especiales, también tanto o más pertinentes. No pretendo contrariar a Habermas, sino en todo caso tener en cuenta que la S. se ocupa también de los enunciados y de los objetos, etc.

La observación que haces acerca de la significación es muy relevante, porque es algo que, precisamente, apunta a unas nuevas corrientes que ven los procesos de atribución de forma dinámica, y que no necesariamente está reñida con el cognitivismo. Esto es algo que me reservo para la mesa y que evidentemente Juan ha de contestar, como otros ponentes. En realidad, esto es lo que yo trataré de exponer de alguna manera.

Semiótica de la semiótica, ahí ya trabajarías a un nivel "meta-", pero antes habría qué saber metasemiótica de qué semiótica. Y trabajar, en su caso, intra-semiótica antes; lo cual es pertinente (para mí) en otras disciplinas también, como en el Derecho, a efectos de evitar distorsión entre los dos lenguajes, por caso, el del Derecho y el de la S. con relación al D., además de delimitar -como ocurre con todas las Cs. Ss.- lo ya analizado y lo permanentemente analizable por la Filosofía.

Si así serán las preguntas y las respuestas a nuestras "respuestas", descuento el interés del congreso para todos. Saludos cordiales y os dejo el espacio otra vez, y por un tiempo más largo. Paula Winkler.

Mensaje 6183

Fecha: Jue Sep 1, 2005  10:24 am

"Enrique Arias Gibert" <enriarias@ciudad.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 48

Su función en las ciencias sociales

Estimado Juan y estimados compañeros (en tanto es visible en el grupo que están compartiendo su pan en reciprocidad)

En una ocasión te señalé que el famoso librito naranja, lejos de tratar de los fundamentos lógicos de la semiótica, trataba los fundamentos semióticos de la lógica. No en vano tu amigo Charles S Peirce fue uno de los primeros occidentales que se ocupó de analizar el tratamiento estoico de la implicación. Si existe una posibilidad de explicación a las lógicas paraconsistentes (lógica dialéctica, por ejemplo) y multivalentes (recordar de interpretatione: ¿Qué valor de verdad puede atribuirse a la proposición "mañana habrá una batalla naval"?) esta explicación aparece en la naturaleza semiótica del objeto lógico. La semiótica, tal como tú la presentas, aparece entonces como una ontología y es sucesora de la ambición originaria de la lógica de presentar estructuras de inferencia válidas aplicables a todos los mundos posibles.

En cierto sentido se puede decir que la naturaleza explicativa de la función semiótica de los procesos lógicos y sus dificultades es la emergencia de la inconmensurabilidad entre el mundo humano (mundo de lenguaje) discontínuo atómico (unidades sémicas) y el continuum de lo real. Esta idea de Hjelmslev debería ser procesada en el sentido de las investigaciones lacanianas sobre lo real (aparición de lo no simbolizable) y la función del acontecimiento en la ontología de Badiou. La lógica pasa a ser enconces una parte de la semiótica (que aparece como una estructura explicativa más amplia) identificada con la sintaxis en la cadena significante.

Procesando la idea de Hjelsmlev con los aportes de Lacan y Badiou el continuum se presenta como vacío (invirtiendo la abducción de Hjelmslev) y el esquema adquiere una mayor productividad y consistencia interna. Entonces la respuesta es brutal. La semiótica trata del ser en tanto aparece en los mundos humanos (y si se cree a nuestro amigo Hegel, nada se esconde tras el telón). El objeto de la semiótica es un efecto del discurso semiótico pues, como bien lo señalás, no hay tal cosa como un objeto-sustancia de las disciplinas científicas. Creencia particularmente arraigada para quienes tienen una concepción parcelaria y "terrateniente" de las disciplinas.

En cuanto a su función respecto de las restantes disciplinas no sólo consiste en una mera metodología (una especie de "pedagogía" como la ambición de Popper de crear una epistemología normativa) sino también, y esta creo que es la función con mayor campo de productividad, como mayéutica, estableciendo una "sintomática" de los restantes discursos que nos permitan contornear lo real (en sentido lacaniano) que elude todo discurso.

Un abrazo a todos

Enrique

Mensaje 6189

Fecha: Jue Sep 1, 2005  11:06 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 49

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Antes de iniciar propiamente el tema, desearía expresar una suerte de solidaridad con "Piro" Villagrán, por lo que planteó sobre lo importante que son los nexos humanos aun en un grupo académico, dado que estoy persuadido respecto a que, para un marxismo libertario y que se ajusta a un olvidado Engels, un comunista tiene que practicar con los demás (sin que ello signifique un "precepto"...), relaciones elevadas de trato, incluso a pesar de posibles hostigamientos, etc. (y aquí hablo en general, sin necesariamente aludir a nadie, ni siquiera a Semioticians...). Bien. En lo que hace a la pregunta que nuestro Moderador denominó "capciosa", estimo que la Semiótica tiene una cuádruple dimensión: es crítica y, en tanto tal, puede autotematizarse y deconstruir a las otras disciplinas (i), pero con la exigencia, según mi modesto entender, de no aspirar en ese movimiento, a ser ciencia. Cuando lo es, pierde la capacidad recursiva que posee la crítica por no tener que cargar con las demandas epistemológicas y metodológicas, propias de la ciencia-discurso (ii). El objeto de esta ciencia seductora que es la Semiótica, que conocí en mis años de estudiante gracias a la feliz intervención de una profesora a la que recuerdo con afecto, creo que es el determinado por Kristeva: la significancia o el trabajo de producción de las semiosis. O lo que también apuntó el viejo Greimas: la semántica de los procesos gestadores de sentido. También es una metodología "auxiliar" de los otros saberes (iii): en Historia, disciplina en la que obtuve mi título de grado, haría buena falta su uso para la lectura de los documentos. Por último, es una clase de praxis (iv) que nos impulsaría, como querrían con cierto amor Proust y el Greimas de "De la imperfección", a arrancar un poco de arte o belleza en un mundo desencantando. Me voy despidiendo y que estén todas/os "okis". Que la Fuerza nos proteja de los siths, que son muchos y aguerridos.

Lic. Adrián López, Facultad de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6191

Fecha: Vie Sep 2, 2005  9:56 am

francisco umpiérrez sánchez <fumsa@msn.com>

La semiótica como epistemología y metodología 50

Su función en las ciencias sociales

Estimados miembros de Semioticians:

En todos los fenómenos naturales y sociales encontramos propiedades sígnicas o semióticas. Pero la universalidad de las propiedades sígnicas no queda ahí, va más allá: en muchas ciencias, como la fisiología, la economía o la microbiología, es imprescindible tener en cuenta las propiedades sígnicas. Valga como ejemplo el hecho de que Marx afirme que el dinero es un signo del valor o que el valor de cambio de la mercancía es un modo de expresión. También en todas las formas de la práctica social están presentes las propiedades semióticas, y todo el mundo las tiene en cuenta en el desenvolvimiento de su vida. Así concluimos que las propiedades sígnicas tiene el carácter de la universalidad, entendiendo aquí por universalidad algo que está en muchos. En este estadio de conocimiento las propiedades semióticas aparecen desperdigadas en multitud de fenómenos heterogéneos. No hay unidad y no se puede pretender, de momento, crear ciencia.

Cada ciencia específica estudia la realidad de acuerdo a una modalidad del ser específica. Así la física estudia las propiedades físicas, la fisiología las propiedades semiológicas, la economía las propiedades económicas, etcétera. Del mismo modo se puede pensar en una ciencia semiótica que estudie las propiedades sígnicas de la realidad. Creo que lo primero que habría que hacer es enumerar las propiedades semióticas y elaborar un concepto para cada una de ellas. Al igual que es tarea primera elaborar el concepto de signo. En este marco inicial, la de establecer los fundamentos de la semiótica, aunque sea concebida como metodología, la semiótica aparece vinculada a la epistemología. Y por epistemología debemos entender el estudio del origen de los conceptos. Se trata de adquirir claridad lógica acerca de dónde provienen los conceptos que empleamos en nuestras investigaciones y teorizaciones semióticas.

Una parte de los conceptos proviene de otros pensadores, conceptos a los que podemos practicarles determinadas reformas y proporcionarles formas más evolucionadas. Mientras que la otra parte de los conceptos proviene de los hechos prácticos que sometemos a análisis semióticos. Una ciencia o metodología científica, como la que queremos para la Semiótica, sólo andará su camino elaborando conceptos y principios, y fragmentando la realidad de acuerdo con una determinada modalidad del ser: el modo del ser sígnico o semiótico. Y como la ciencia sólo se realiza como teoría mediante la elaboración de conceptos, la labor epistemológica, el estudio del origen y formación de los conceptos, nos permitirá mayor autoconciencia acerca de qué pensamos y cómo pensamos. Peirce, por ejemplo, elaboró el concepto de signo y su clasificación en índices, iconos y símbolos a partir de determinadas percepciones y representaciones. La divulgación y popularización de su pensamiento lleva, por su uso en forma operativa, a que el estudiante olvide y no indague sobre el origen perceptivo y representacional de los conceptos de Peirce. Pierde así la perspectiva epistemológica y con ella pierde autoconciencia sobre sus propias operaciones mentales.

Hablemos de un problema concreto de epistemología semiótica, de la afirmación de Peirce de que todo es signo. Supongamos ahora que tomo como válida esta afirmación, pero le quiero proporcionar cierto desarrollo y reforma. Y afirmo: sería necesario distinguir el signo como ser del signo como función. Todas las propiedades, todos los aspectos, o una mayoría de ellos, pueden funcionar como signos, más no todos son signos. Hay cosas que están hechas como signos, producidas como signos, se les ha dado el ser signos: las palabras. Pero hay otras cosas, como las mesas por ejemplo, que no han sido elaborados como signos pero pueden funcionar como signos. Podrías decir también que la mesa es una forma primaria de signo, mientras que la palabra es la forma acabada de signo, si adoptamos una concepción evolutiva del signo.

 Cordialmente,

Francisco Umpiérrez

En Las Palmas de Gran Canaria. 31 de agosto de 2005.

Mensaje 6192

Fecha: Vie Sep 2, 2005  10:22 am

"Enrique Arias Gibert" <enriarias@ciudad.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 51

Su función en las ciencias sociales

Estimado Adrián y estimados semioticians (proletarios o no):

Soy nuevo en este grupo, por lo que quizás lo que diga en adelante puede estar afectado (Spinoza diría que he sido objeto de una pasión) por experiencias anteriores que no se compongan con las estructuras de los lazos sociales de esta comunidad. Ruego entonces sepan (y en especial sepas tú) disculpar mi imprudencia (preferiría utilizar el termino griego "falta de frónesis" que en las lenguas latinas se traduce tan mal como prudentia). Desde este no-saber del lazo social me parece, en la medida que la obra de Carlos Marx no ocupa un lugar menor en mi formación intelectual y afectiva, que difícilmente sea posible establecer comunicaciones productivas (componer las potencias) estableciendo un lugar tan fuerte de identificación como el que pareciera desprenderse de los giros "para un marxismo libertario" o "un comunista tiene". Nunca está demás recordar que el mismo Carlos Marx, preguntado sobre el tema respondió que él no era marxista. Si existe algo así como un marxismo (acentúo la partícula un en lo que tiene de rasgo unario) su potencia teórica no está dada por la remisión a la palabra sagrada sino a la productividad del saber que es el efecto de una producción colectiva para la cual es indispensable el aporte del lugar de subjetivación de cada hablante.

El lugar de enunciación que pareces asumir es el de: No discutís conmigo, estais discutiendo con toda la gloriosa tradición marxista. Como marxista libertario que dices ser y como historiador no puedes olvidar que el lugar de enunciación de Stalin era el de que él no era importante, que el hablaba en nombre de las leyes científicas de la historia. Es el Otro que habla a través mío. yo (minúscula) soy solo el instrumento del Otro.

Un tema que habría que analizar más es porqué dices que la tarea crítica no es una tarea científica. Se tendría, en todo caso que explicitar las creencias que se tienen sobre la ciencia (fundamentalmente el punto en que la ciencia puede ser identificada con la epísteme platónica o si la ciencia es un doxa más sofisticada). En especial el problema de la verdad como negatividad (cfr. Balibar, Lacan, Badiou y el mismo Hegel).

Sin ningún tipo de ironías, espero que esto sirva para iniciar un diálogo

Cordialmente

Enrique

Mensaje 6193

Fecha: Vie Sep 2, 2005  10:25 am

"Dora Riestra" <riestra@bariloche.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 52

Su función en las ciencias sociales

Estimados Juan, Adrián y semioticians, Coincido con la discriminción que hiciste, Adrián, en particular según el objeto de conocimiento en la historia y agrego: Las disciplinas de las llamadas ciencias humanas son construcciones históricas(como también lo son las exactas y naturales), algunas más teórico-especulativas en la organización de sus saberes, otras más empíricas e "interventivas" porque intervienen en las relaciones humanas (son las disciplinas formativas, que tienen incidencia en las ciencias médicas, por ejemplo, las que se relacionan con las construcciones edilicias ingenieriles, las que se relacionan con las prácticas escolares de construcción/formación de personas,etc).

La semiótica para algunos es, según han formulado integrantes de semioticians, una disciplina. A mí personalmente me cuesta reconocerla, quizá debido a que históricamente he estado enfocando la SEMIOSIS desde la psicología y la lingüística, me pregunto si es lo mismo que la semiología esta transición disciplinar y creo que no lo es, aunque Saussure le señaló la tarea a la psicología respecto del lenguaje. Que hay una metodología en construcción, no cabe duda, pero ¿podemos hoy definirlo como ciencia?, me parece imposible. Entre semiótica y semiología parece haber dos enfoques epistemológicos (históricamente construidos, insisto) que no pueden voluntaria y necesariamente incluirse o fundirse.

Por lo tanto, la semiosis, objeto de diversas disciplinas, continúa siendo objeto de estudio de neurofisiólogos, psicólogos, lingüistas, sociólogos, filósofos, ¿semióticos? Es evidente que las otras disciplinas tienen una estabilidad de la que carece la semiótica (en un perspectiva histórico-cultural)

El objeto de conocimiento y la DISCIPLINA no siempre coinciden y los métodos ¿son los que abren los caminos de nuevas disciplinas, las anticipan? Que se construyan como tales es otro acontecimiento social. Creo que aquí entraríamos en el terreno de las representaciones.

Saludos cordiales

Dora

Dra. Dora Riestra

Centro Regional Bariloche

Universidad Nacional del Comahue

Quintral 1250

Bariloche, Río Negro

Mensaje 6204

Fecha: Sáb Sep 3, 2005  6:12 pm

ppineyrua@uncu.edu.ar

La semiótica como epistemología y metodología 53

Su función en las ciencias sociales

Gente

Sobre la pregunta "capciosa" de Juan, se me ocurre traer los conceptos de Iuri Lotman, en el sentido de considerar a los estudios semioticos como aportes para que después el historiador (por ejemplo, aquí creo que puede escribirse "el filósofo" u otro) pueda realizar su análisis: "Un texto no es la realidad, sino el material para reconstruirla. Por tanto, el análisis semiótico de un documento ha de efectuarse siempre antes del histórico" (Lotman, Semiótica de la Cultura, p 74).

A mi me parece que la semiotica es una disciplina cientifica, ya que construye su propio objeto de estudio (los procesos de significación, etc). Si está de moda, en decadencia, si es solipsista, autista, imperialista, la principal ciencia de lo social, o una completa inutilidad, la verdad..., no lo sé. Tampoco me importa si la semiótica considera que la única realidad que existe pasa por las significaciones (digamos, que en mi actual y pobrísima reflexión sobre estos temas, eso es un problema de la semiótica, no de la realidad ni mío).

Creo que algunos de los métodos de análisis que la semiótica utiliza pueden servirle también a otras disciplinas para dar cuenta más globalmente de un objeto de estudio equis (así como ciertos métodos cuanti-cualitativos de la sociología le pueden servir, no sé... a las ciencias de la educación, y el método etnográfico de la antropología le puede servir a la misma semiótica, etc, etc). De esta manera, se establece el "uso" metodológico de la semiótica por otras disciplinas, o el uso de ciertas conclusiones que un estudio semiotico puede ofrecer sobre los procesos de significacion que se producen en torno o "dentro" de un objeto dado de estudio (que no es sólo "significaciones", a mi entender).

También me parece que la semiotica, como ciencia de la significacion o algo así, estaría en condiciones de ser la ciencia de base para un campo disciplinar como el de las ciencias de la comunicación, por ejemplo, dada la horfandad epistemológica de este ultimo, y para que éstas (las ciencias de la comunicación) no desaparezcan succionadas por los estudios sociológicos, culturales, económicos, históricos...

hasta ahi lo que se me ocurre

Saludos,

Pilar Piñeyrúa

Mensaje 6205

Fecha: Sáb Sep 3, 2005  7:29 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 54

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Aguardo que todas/os estén bien. Aprovecho la ocasión para acercar meditaciones sobre lo problemático del estatuto científico de la Semiótica. Como se ve en los últimos mensajes, existe una divergencia notoria: hay quienes aceptan que es ciencia y hay otros que no, al menos, no todavía.

En lo que se refiere a mi parecer, no santifico la palabra de nadie ni los saberes que se canonizan con el nombre de "ciencia", pero es indudable que las ciencias, como fenómenos discursivos, existen. Que la ciencia es saber-poder, seguro, y por eso es que la crítica deconstructivo/marxista es la que, sin ser ella misma científica a los fines de ser apta para efectuar el desmantelamiento de las relaciones de dominio que se entablan en el seno de lo científico, sería capaz de deconstruirse a sí misma, a los otros saberes y a unas cuantas "cosas" más. En lo que se refiere a las distinciones, para mí necesarias si es que no se anhela hacer pasar las opciones políticas por análisis científicos y/o críticos (que tienen otro estatuto), entre ciencia, crítica y praxis, ellas evitan el autoritarismo en el decir y en el referir las palabras de los demás: Deleuze supo advertir, según lo recuerda Morey en su "Prólogo" al texto de "Foucault" que en desde la aparición de la función/autor, de lo que se trata no es de comprender y escuchar al otro, sino de vigilarlo. Retornando a la Semiótica, en mi humilde parecer, ésta sería crítica, ciencia, método y una bella orientación para una praxis en pos de recobrar el arte en nuestras horas que idénticas transcurren.

Respecto a lo que se plantea acerca de nuestro Moderador, imagino que lo que se dijo de las supuestas razones por las que publicitó un mensaje privado no son sino supuestos. Es todo amigos. Hasta pronto y que la Fuerza nos proteja de los siths.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6209

Dom Sep 4, 2005  9:10 am

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 55

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Acabo de subir a nuestra página web una serie de DIAPOSITIVAS DE PRESENTACIÓN como soporte de una reflexión acerca de la INTERRELACIÓN entre PENSAMIENTO - SEMIOSIS - MUNDO, que iré desarrollando progresivamente. Proceso de interrelación que considero fundamental en la explicación de la tarea de HUMANIZACIÓN DEL MUNDO, o sea, en la explicación de la tarea de poner a nuestra disposición EL MUNDO QUE SOMOS CAPACES DE PROYECTAR para vivir en él.

Se puede ver en el ÍNDICE del CENTRO DE SEMIÓTICA, en el punto 2, o bien, directamente, en: http://www.centro-de-semiotica.com.ar/gio.htm

Cordialmente, Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6210

Fecha: Dom Sep 4, 2005  11:27 am

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 56

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Continuando con los aportes que cada cual hace desde sus saberes (y que, por ende, implican tomas de posición, valoraciones, tomas de partido, visiones desde un punto - como diría Pierre-Felix Bourdieu-, aceptación de algunas teorías en lugar de otras -vg., en mi caso, un marxismo no stalinista ni prescriptivo y, en consecuencia, emancipatorio...), me asoma que quedó en debate cuál sería el problemático objeto de la Semiótica. Si aceptamos la pertinencia de una postura materialista en Semiótica, acaso lo que sostuve sobre el particular, podría definirse mejor a partir de lo que nuestro Moderador enuncia en su esqueto mensaje último: los nexos entre pensamiento- signo-mundo. Pero no se concluye el debate, toda vez que se está dispuesto a entender que cuando se hacen públicas las opciones epistemológicas, metodológicas, políticas, etc., lo que se lleva a cabo con ello no sólo es una cuestión de honestidad intelec- tual, sino que así se da la posibilidad a los otros de no aceptar los "zócalos discursivos" desde los que uno reflexiona, sin que haya nada de autoritaro en eso. Antes bien, nos proteje del autoritarismo de los que, con frecuencia, critican altivamente a los supuestos autoritarios.

Le agradezco a Dora la manifestación de un cálido acuerdo con lo que expuse anteriormente. Ayuda a no sentirse tan solo y devastado.

Me despido con un saludo lleno de alegría, de todas/os y les digo "hasta la próxima".

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6236

Tuesday, September 06, 2005 12:34 PM

Quezada Macchiavello Oscar Alfredo

La semiótica como epistemología y metodología 57

Su función en las ciencias sociales

Estimado Juan: El 12 de Julio envié el resumen adjunto a la Comisión Organizadora de Maracaibo. Hubo dificultades porque empleé la fuente griega para escribir mythos y logos. Creo que optaré por la escritura convencional que acabo de hacer porque no siempre la máquina receptora cuenta con la fuente griega y eso produce confusiones. Ése es en líneas generales mi tema. Entiendo, desde una fenomenología del sentido y de la percepción, que la semiosis es propioceptiva. Ahora bien, si hay un exceso de lo propioceptivo sobre lo lógico, del afecto sobre el concepto; en suma, de lo mítico sobre lo mito-lógico, entonces la significación es más afectiva, emotiva, pasional, que conceptual o cognitiva. Estimo por ello que, como proyecto hermenéutico, la semiótica debe atender al trabajo de sentido del mito.

Por cierto, hay mucho que conversar al respecto. Sólo se trata de lineamientos bastante simplistas y esquemáticos a los que hay que "nutrir" más.

Un abrazo,

Óscar Quezada

----------------------------------------------------------

Interpretación semiótica del mito.

Una cuestión pendiente.

Óscar Quezada

Universidad de Lima

oquezada@correo.ulima.edu.pe

 Tanto mythos como logos significan, entre otras cosas, "discurso". Esta compleja "comunidad" semántica no deja de inquietar a la semiótica, sobre todo luego del giro epistemológico que, gracias a la cuestión del sentido, la conduce del signo al discurso.

En efecto, si la semiótica toma como objeto al "discurso" o, más bien, a la "discursividad", entonces cabe preguntar ¿cuál es su posición frente a esta escisión o dehiscencia en la definición misma de su objeto? ¿asume la disjunción que separa mythos de logos y se pliega así al gesto positivista que los contrasta como agua y aceite o se compromete acaso con esa conjunción o contagio que se enfrasca en lo mito-lógico? Si sucede esto último, ¿qué parentesco guardarían lo mítico como entraña afectiva originaria del sentido y la articulación de significaciones postulada por la racionalidad mito-lógica?

Mythos alude al 'contar' en cuanto dar sentido; logos al 'contar' en cuanto 'dar cuenta' o 'calcular'. De algún modo u otro, se anuncia la tensión que, en el pensamiento humano, enfrenta sentido y verdad. Sea como fuere, lo mítico no deja de apuntar hacia un logos; incluso se pone a su disposición. De ahí que la fabulación mitológica caracterice a una instancia importante del método filosófico (e incluso científico) y revele así una racionalidad en tensión. Por contraste con lo mitológico, lo mítico hace sentido de golpe y para todos: algo es inmediatamente capaz de imponerse por la calidad de su presencia. Este ensayo apela a una hermenéutica semiótica para explorar la interfaz cuerpo / lenguaje como operadora de presencia. Concluye que esa instancia operadora es la clave de comprensión de la racionalidad del discurso mítico.

Palabras clave: semiosis, presencia, afecto, fenómeno expresivo, tensividad fórica.

Mensaje 6237

Wednesday, September 07, 2005 7:08 PM

Marta S López

La semiótica como epistemología y metodología 58

Su función en las ciencias sociales

Estimados semioticians

Atendiendo a la invitación del Profesor Juan Magariños, paso a comentar algunas de sus afirmaciones así como las de otros participantes en este debate.

Dice Juan el 12 de junio:

"Como muchos ya saben, mi posición es considerar a la SEMIÓTICA COMO UNA METODOLOGÍA"

Por mi parte, también sostengo una posición en la que predomina una función instrumental de la semiótica. Pero al mismo tiempo considero que es imposible concebir una postura metodológica sin construir la correspondiente posición epistemológica. Es decir, pienso que al mismo tiempo que la semiótica sirve al estudio del objeto de las Ciencias Sociales, también construye el conocimiento de un objeto propio, sumamente peculiar y complejo, que es el significado. Como sabemos - de acuerdo con Magariños, Verón, etc.-, todos los fenómenos sociales poseen una dimensión significativa. Ese lado significativo es el propio de los objetos de las Ciencias Humanas. Sin él, como afirma Greimas, no serían humanas. De modo que el objeto de cada Ciencia Social posee características propias, según la perspectiva adoptada (social, económica, antropológica, psicológica, etc. que en general se relacionan con tradiciones académicas). Pero al mismo tiempo, tales objetos se definen por una dimensión común: EL SER SIGNIFICATIVOS. Este particular modo de ser significativo de los objetos de las Ciencias Sociales es lo que constituye -según creo- el objeto que le otorga identidad epistemológica a la semiótica, además de su función metodológica.

En consecuencia, el objeto de la semiótica es compartido por los objetos de todas las Ciencias Sociales, en la medida en que los fenómenos sociales están atravesados por una faceta común a todos: el significado. Las Ciencias Sociales no constituirían así un mosaico de baldosas independentes y distintas absolutamente una de otra, sino una red de espacios unidos, entrelazados o atravesados por los conocimientos propios de otras ciencias, como lo es la semiótica.

Por otra parte, y de acuerdo con Adrián (12-06), considero también la Semiótica como una metodología crítica. Epistemológicamente, tiende a destruir los que llamamos -de acuerdo con E. Morin- el paradigma simplificante, tanto si tenemos en cuenta los potentes conceptos complejizantes de Peirce como los de Saussure y sus seguidores. De ahí es que, según creo, sólo podrá hablarse de una semiótica autocrítica cuando sea posible aceptar los dos paradigmas como complementarios y recíprocamente pertinentes, admitiendo la necesidad tanto de la INTERPRETACIÓN del proceso de semiosis como de la EXPLICACIÓN estructural de sistemas de signos, de textos y de acciones. Aceptar uno, desvalorizando el otro sería, me parece, caer en dogmatismo.

Dice Juan (26-06) "...del mismo modo que pueda quedar en discusión si el valor epistemológico de la semiótica es este aspecto metodológico que yo propongo u otro en algún otro modo caracterizador de una disciplina autosuficiente..."

Por mi parte, y de acuerdo con lo dicho más arriba, considero que no existe una "disciplina autosuficiente". Pero creo que la semiótica, además de ser una metodología y poseer una función instrumental respecto de las otras Ciencias Sociales, ha construido epistemológicamente su propio objeto y sobre todo, representa al mismo tiempo un particular modo de ver y una especial actitud crítica ante el mundo, las acciones humanas y los textos.

En otro orden de cosas, apoyo absolutamente el "eclecticismo" que se atribuye Juan (26-06). Es más: yo creería innecesario decir que los conceptos de Saussure, Hjelmslev y Greimas "continúan siendo operativos y esclarecedores". Sí diría que son imprescindibles para que la semiótica se constituya en una ciencia integrada mediante paradigmas que no son excluyentes, sino complementarios tanto epistemológica como metodológicamente.

Por su parte, dice Rubén López Cano (02-07):

"¿En qué paradigma insertamos la investigaciónsemiótica? Podemos seguir recurriendo alestructuralismo. pero no me parece lo más adecuado para desarrollar a Peirce (por lo dicho anteriormente)".

Por supuesto, sería ilógico "desarrollar" conceptos de un paradigma en una investigación en la que se ha optado ya en principio por otro. Pero,

la investigación semiótica puede acudir a los dos paradigmas: estructuralista y peirceano, por resultar complementarios en el estudio de su objeto. Por ello creo que la pregunta de Rubén no debe esperar una respuesta apoyada en "principios" (o lo que es peor, prejuicios). Es una pregunta para ser contestada en cada situación de investigación, en la que el investigador debe estar abierto a la elección de uno u otro, o bien acudir a ambos paradigmas, en la medida en que le sean útiles. Dice Rubén, en párrafo aparte: "En mi opinión no es la sintaxis ni la semántica: la semiótica es, por naturaleza, pragmática" En relación con esto es dable decir que la pragmática abarca necesariamente a la semántica y la sintaxis y que éstas son sólo el producto de una abstracción, tal como muy bien lo explica Herman Parret. Por ello no es posible formular esta cuestión en términos de exclusión (o esto....o aquello). Esto está claro también en la propuesta metodológica de Magariños a través de los tres tipos de operaciones semióticas relacionadas respectivamente con aspectos sintácticos, semánticos y pragmáticos.

La concepción de estas operaciones ineludibles en toda metodología semiótica sería imposible sin el aporte de las semióticas peirceana y neohjemleviana consideradas como conocimiento del conocimiento, es decir, como sistemas conceptuales epistemológicos.

Hasta la próxima.

Cordialmente.

Marta Susana López

Mensaje 6243

Vie Sep 9, 2005  9:05 am

dan3 <daniel3@gmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 59

Su función en las ciencias sociales

Hola a Marta, Adrián, Juan y los demás interesados en el asunto:

junto a otras formas de acercarnos al conocimiento, la semiótica establece sus condiciones documentales, de público, de alcance... para obtener explicaciones al fenómeno comunicativo investigado.

La epistemología subyacente a esta forma de hacer ciencia presupone determinada capacidad de conocer, y de conocer de un modo científicamente reconocido. Esto es independiente de que a la semiótica misma se le defina un objeto, un campo de estudio, unas autoridades, un corpus, etc. Y entonces se la reconozca o no como ciencia independiente.

Creo que también es posible establecer diferencias y presupuestos epistemológicos en otras metodologías: desde las más discursivas hasta las más interpretativas. Y para cada una de ellas el reconocimiento como disciplina, de nuevo, me parece una cuestión diferente.

En mi opinión, cada metodo (familia de métodos) incluye aspectos de las tres o cuatro perspectivas humanas para producir enunciados científicos. La eficacia y la especialización de cada método exige desarrollar más y culminar los resultados en alguna de la perspectivas posibles. Dejando de lado intuiciones y otras formas de trabajo que en el camino suelen complicar la investigación.

Saludos -- Daniel Martí

Mensaje 6278

Jue Sep 15, 2005  3:42 pm

Ruben Lopez Cano <lopezcano@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 60

Su función en las ciencias sociales

Hola queridos amigos:

Muchas gracias por los interesantes y estimulantes mensajes de Marta S López, Adrián López y el Prof. Mogariños, entre otros.

Lamento mucho no poder acompañarlos en la mesa sobre SEMITOCIA Y EPISTEMOLOGIA del congreso de Maracaibo en octubre próximo. Tendré que conformarme con este interesante intercambio virtual.

¿UN MÉTODO, DOS PARADIGMAS? Si el estructuralismo y Peirce son DOS PARADIGMAS distintos (Marta S López, 07, sept 05) entonces, por definición, la semiótica o cualquier otra disciplina que los utilice durante una misma investigación, NO puede ser UNA METODOLOGÍA. Un paradigma regula varias metodologías pero no a la inversa. Problema añadido: Peirce ni es un paradigma ni es una metodología. Es una teoría del conocimiento en ciernes, no prescriptiva ni normativa como la epistemología de Popper.

DOGMA. En mi opinión hay dogmatismo cuando a) se siguen ACRÍTICAMENTE la doxa, prejuicios o creencias personales o del grupo dominante o b) cuando en el análisis crítico se detectan fisuras en la doxa, creencias o prejuicios pero se hace caso omiso para no meterse en líos. Si por el contrario se detectan fisuras de la que nacen sospechas que luego se convierten en HIPÓTESIS OPERATIVAS que dan lugar a PROGRAMAS DE INVESTIGACIÓN que generan más y más argumentos, de muchos autores que se va uno encontrando por el camino, y que confirman las sospechas iniciales, lo que encuentro es coherencia, honestidad, disposición a complicarse la vida (y si no ¿para qué es uno semiótico?)… y ganas de dormir: no podría dormir tranquilo si le digo a un estudiante que Peirce y Sausurre estudiaron el mismo fenómeno sin ponerle el tanto de mis sospechas.

DISCIPLINA. Desde mi punto de vista, la semiótica se parece más a una disciplina (evito el término “ciencia”) que a una metodología. Tiene en su entrono una comunidad ingente de especialistas que reconocen una serie de metodologías (subrayo el plural), hipótesis, tesis, postulados y creencias como válidos, la propia comunidad califica a sus miembros, etc. Pero carece de DEPARTAMENTO. No hay (o casi) facultades o departamentos universitarios que expidan licenciaturas en semiótica. La inmensa mayoría de los semiotic@s somos licenciados en otras áreas y eso se nota al momento de la elección metodológica: los psicólogos o sociólogos no hacen lo mismo que los filósofos, historiadores, comunicólogos o teóricos del arte. Sinceramente, creo que al menor movimiento “asomamos el plumero”… eso me parece evidente ¿no es así?

Pero entonces ¿qué clase de disciplina es la semiótica?; ¿Ahora también es problemático identificar la semiótica como una disciplina? Me temo que sí y cada vez me fascina más entender la semiótica como ORQUESTADORA DE VARIAS DISCIPLINAS (creo que fue Torop quien lo dijo). Y eso tiene que ver con su naturaleza Inter y tansdisciplinar así como por el momento en el que surge: en el momento del declive de la hegemonía de los grandes compartimentos científicos tradicionales (no olvidar que la _semeiotic_ de Peirce se inserta es un intento por refundar la disposición de los saberes y ciencias)…

COMPLEJIDAD. La complejidad no se obtiene de la suma de simplicidades aisladas ni de la mera aglomeración de fragmentos de discursos teóricos disímiles. Para construir objetos de estudio complejos o PLURIDIMENSIONALES hay que fraguar puentes Inter y transdisiplinares sólidos. Eso no puede hacerse sin una reflexión epistemológica que integre dos de los principios fundamentales de los sistemas complejos: EMERGENCIA y AUTOORGANIZACIÓN.

COMPLEMENTARIEDAD. En mi opinión no es posible considerar dos aproximaciones teóricas complementarias cuando, por ejemplo, una sostiene que el signo es una unidad discreta y así mismo discretizable, que constituye la unidad mínima de significado, y que éste es una de las dos caras de sí mismo (la otra sería el significante) mientras que la otra concibe el signo como un continuum dentro de una red, no se puede segmentar porque es EMERGENTE (todas sus partes son CODETERMINANTES), sus fronteras son difusas y cuyo significado se alcanza sólo por la acción de otros signos (interpretantes) que hacen que su significado se reparta asintóticamente por toda la red semiósica (y esto lo escribió Eco, uno de los pilares de las “semiótica sincrética”, en su _Semiótica y filosofía del lenguaje_). Se trata de dos MODELOS muy distintos diseñados para resolver problemas diferentes (utilizo el concepto de MODELO en el sentido más duro, es decir como SIMULADOR que hace accesible un objeto para su estudio dentro de una disciplina por medio de la reducción de sus niveles de complejidad).

¿CUAL PEIRCE? El de Peirce es un pensamiento complejo, en fragua continua, que requiere ser interpretado y desarrollado para constituirse en CATEGORÍAS OPERATIVAS. Y sus interpretaciones están cambiando mucho en los últimos años. ¿Cuáles son las interpretaciones de Peirce que se amoldan al estructuralismo? La de los sesentas y setentas. Creo que es muy difícil que las interpretaciones actuales puedan ser sujeto de esas operaciones (ver las lecturas de Peirce de Liszka, Ransdell, Veivo, Jose Luiz Martinez, etc.).

PRAGMATISMO Y PRAGMATICISMO. Perdón por introducir una confusión, cuando digo que la investigación semiótica es pragmática me refiero a la filosofía que el propio Peirce ayudó a poner en marcha y qué el mismo llamó pragmaticism. No tiene que ver con la triconomía de Morris (sintáctica, semántica y pragmática) quien por cierto trabajaba dentro del paradigma del CONDUCTISMO, por definición opuesta a Peirce quien desde la psicología estaría más cercano a los MENTALISTAS.

En mi opinión la SEMIÓTICA más que un método constituye un CAMPO DE CONOCIMIENTO que en ocasiones funciona como una DISCIPLINA, en otras como un DOMINIO (es decir, un haz de disciplinas relacionadas que se ocupan en un mismo problema que permite la proposición de proyectos de investigación INTER y TRANS DISCIPLINARES). De Uexküll a Greimas, de Peirce a Lotman, de Barthes a Eco, sus CATEGORÍAS OPERATIVAS, sus MÉTODOS (métodos, en plural), MODELOS, principios y POSTULADOS son tan diversos que es imposible conjugarlos todos al mismo tiempo. Más que una cantera de producción de conocimiento, la semiótica se parece más a una MAESTRA DE CEREMONIAS: un vertebrador que ORQUESTA varias disciplinas dotando de COHERENCIA COMPLEJA la investigación Inter y transdisciplinar. Y creo que somos muy afortunados que eso sea así.

Un abrazo

Rubén López Cano

Tel. +(34) 657 85 47 31

http://www.geocities.com/lopezcano

Escola Superior de Musica de Catalunya

http://www.esmuc.net/

Seminario Interdisciplinar de Teoría y Estética Musical

(Universidad de Valladolid)

http://www.geocities.com/lopezcano/SITEM.html

Seminario de Semiología Musical (UNAM)

http://www.semiomusical.unam.mx

Mensaje 6280

Vie Sep 16, 2005  5:30 pm

francisco umpiérrez sánchez <fumsa@msn.com>

La semiótica como epistemología y metodología 61

Su función en las ciencias sociales

Estimados miembros de Semioticians:

Que debe haber una ciencia general de los signos, tal como planteó Saussure, es algo de lo que no se debería dudar. Cosa distinta es que esa ciencia todavía no se haya establecido con sólidos fundamentos. Se trata de ver que hay una clase especial de objetos, los signos, y que en consecuencia debe haber una esfera de saber determinada que la represente científicamente.

El hecho de que distintos especialistas, psicólogos, fisiólogos, sociólogos y economistas, se interesen por la Semiótica, entendida como ciencia general de los signos, no le da a la Semiótica el carácter de un saber interdisciplinario, sino la evidencia de la necesidad de la Semiótica para otras ciencias. Al igual que muchas esferas del saber necesitan de la Matemática para representar científicamente sus problemas, del mismo modo y por la misma razón necesitan de la Semiótica. La Semiótica no debe ser concebida como una esfera de saber que da coherencia a las otras esferas del saber, sino como una esfera del saber de la que necesitan las otras esferas del saber.

El hecho de que la Semiótica se haya querido establecer como esfera de saber específica por pensadores tan diversos, de modo explícito o implícito, vuelve a señalar la necesidad y la importancia de esa ciencia. Pongo un solo ejemplo: las investigaciones realizadas por Hegel en el campo de la estética están plagadas de procedimientos semiológicos. Este es un caso de semiología implícita. También hay mucha semiología en El Capital de Karl Marx. Este es otro caso de semiología implícita. También está presente en las investigaciones sobre la actividad nerviosa superior de Pavlov, y también bajo la condición de semiología implícita. Se estará más cerca o más lejos de establecer la Semiótica como ciencia, pero su necesidad es totalmente evidente y no se le puede negar cierto desarrollo.

El hecho de que la Semiótica no tenga en el ámbito universitario el tratamiento de cualquier otra ciencia, no debe asombrarnos. La Filosofía y las Ciencias Sociales en general también viven un periodo de decadencia en los ámbitos universitarios frente a las ciencias técnicas. Dada la necesidad social de la Semiótica y dada la prueba que distintos especialistas hacen uso de algunos rudimentos semióticos, el hecho de que la Universidad no la haya constituido en una carrera específica, indica hasta que punto está la Universidad al margen y abstraída de las necesidades científicas. No indica ese hecho una crítica a la Semiótica, sino una crítica a la Universidad.

Cordialmente,

Francisco Umpiérrez

En Las Palmas. 15 de septiembre de 2005.

Mensaje 6282

Dom Sep 18, 2005  4:16 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 62

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os Semioticians:

Aguardo que todas/os anden bien. Previo a efectuar la intervención de la fecha, agradezco los elogios de Cano y los retribuyo. Tal cual lo indica el título, me surgen dudas respecto a que la Semiótica sea tan sólo una "disciplina" y una mera "orquestadora" de saberes. En tanto fenómeno discursivo, es una ciencia que lucha por constituirse desde fines del siglo XIX.

Al afirmarlo, no creo que necesariamente haya una profesión de fe cientifista-positivista. Foucault, entre otros, nos advirtieron acerca de las redes y juegos de poder que hilvanan el campo científico, pero este recono- cimiento no conduce, en mi modesto entender, a una negación de las ciencias o a comprometerse, si uno asume la cientificidad de un discurso, con tales juegos y redes de poder. Por eso, la injerencia de la crítica emancipatoria es atinada: contribuye a desmantelar lo que hubiera de opresor y de dominio en una ciencia y en su práctica. ¿Habrá algo de ingenuidad y romanticismo marxista incurable en esa apuesta? Puede ser, pero los sueños son lindos aun cuando terminen en pesadillas, ¿no?

Tampoco imagino que la Semiótica no tenga la "fuerza" suficiente como para ser un método utilizable por el resto de las ciencias. El "un" de la expresión "un método" no supone negar la diversidad de tradiciones en la Semiótica, al menos en una toma de postura que diferencie entre ciencia, crítica y praxis libertaria. ¿Construye modelos que, según las tradiciones, son incompatibles? Seguro, pero no se agotaría acaso en ello.

En fin. Me voy despidiendo hasta la próxima. Saludos a todos/as y que la Fuerza nos proteja de los siths.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje 6283

Dom Sep 18, 2005  4:30 pm

Ruben Lopez Cano <lopezcano@yahoo.com>  

La semiótica como epistemología y metodología 63

Su función en las ciencias sociales

Hola amigos de semioticians,

No ha sido mi intención “criticar a la semiótica”. En todo caso eso sería una AUTOCRÍTICA porque la semiótica somos nosotros y la semiótica no será nada que nosotros no queramos. Lo que hacía era reflexionar sobre la interrogante si la semiótica es o no una metodología alejándome de todo “DEBER SER” y oteando lo que en este momento la semiótica efectivamente es. Y lo que encuentro es una diversidad de proyectos, metodologías, aproximaciones y paradigmas que me hacen aventurar la hipótesis que la semiótica más que un método, es un campo de conocimiento que está oscilando entre una DISCIPLINA y un DOMINIO.

Saussure fue extremadamente lúcido cuando reparó que la lingüística que estaba cocinando debería formar parte de una ciencia mayor. Sin embargo debemos reconocer que en el momento en que él trabajaba no existían los discursos sobre inter y transdiciplinareidad ni el pensamiento complejo.

No obstante, nada impide que un DOMINIO se transforme en una DISCIPLINA con DEPARTAMENTO incluido. Eso sucedió con los CULTURAL STUDIES ingleses. En un principio fueron un DOMINIO en que coincidían la sociología, antropología, estudios femeninos, historia, lingüística, ciencia política, la semiótica (concebida como disciplina), teoría literaria y del arte, etc. ahora es una especialidad.

Utilizo el término de DISCIPLINA y evito el de CIENCIA para referirme a la semiótica porque el concepto de CIENCIA dejaría fuera investigaciones que no anclan sus metodologías en la verificación ni en la falsación poppperiana-neopositivista, sino en modelos de interpretación enclavados más en diferentes tradiciones HERMENÉUTICAS de las HUMANIDADES.

Más que “una clase especial de objetos”, me parece que los signos son FUNCIONES, PROCESOS. De hecho, cualquier objeto, pensamiento o entidad puede ser (o no) un signo. Por supuesto que nada impide que ese fenómeno que llamamos signo se convierta en el OBJETO DE ESTUDIO de una disciplina específica. Sin embargo, su campo de acción es tan general, vasto y omnipresente, que me parece que es mucho más fructífero ocuparse de ese problema desde una perspectiva TRANSVERSAL que desde la óptica de una disciplina aislada.

Yo no he dicho que la semiótica sea una “esfera de saber que da coherencia a las otras esferas del saber”. Lo que he sugerido es que la semiótica vertebra y dota de coherencia la INVESTIGACIÓN INTER y TRANSDISCIPLINAR. En este sentido es un instrumento fundamental para la nueva concepción del saber y de la producción de conocimiento que estamos arañando. En lo personal me siento muy orgulloso de practicar la investigación en artes desde esta plataforma privilegiada.

Un abrazo cordial!!

Rubén López Cano

Tel. +(34) 657 85 47 31

http://www.geocities.com/lopezcano

Escola Superior de Musica de Catalunya

http://www.esmuc.net/

Seminario Interdisciplinar de Teoría y Estética Musical

(Universidad de Valladolid)

http://www.geocities.com/lopezcano/SITEM.html

Seminario de Semiología Musical (UNAM)

http://www.semiomusical.unam.mx

Mensaje 6303

Jue Sep 22, 2005  1:38 pm

"Dora Riestra" <riestra@bariloche.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 64

Su función en las ciencias sociales

Estimado Juan y estimados semioticians,

Un poco atrasada va una respuesta a la formulación de las claves básicas. En courier new está el texto de Juan. Puse en arial mis enunciados.

Comienzo a plantear algunas de las CLAVES que considero básicas para su discusión en la MESA REDONDA sobre "LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES", que tendrá lugar en el VI CONGRESO DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SEMIÓTICA, a realizarse en MARACAIBO, VENEZUELA, entre el 25 y el 28 de octubre del corriente año.

Al enunciarlas como "CLAVES que considero básicas para su discusión" meramente me estoy refiriendo a que lo que califico como fundamental ES DISCUTIRLAS y no pretendo, en modo alguno, que mi propuesta, o sea, EL CONTENDIO CONCEPTUAL que le atribuyo a cada una de ellas SEA EL VERDADERO. Esto, por una parte sería contradictorio con lo que, en su momento, afirmaré como uno de tales contenidos ("NO PUEDE AFIRMARSE LA VERDAD, SINO LA VIGENCIA, EN DETERMINADA SOCIEDAD Y EN DETERMINADO MOMENTO HISTÓRICO DE TAL SOCIEDAD, DE LOS SIGNIFICADOS ATRIBUIDOS A DETERMINADOS FENÓMENOS SOCIALES") La teoría saussureana sobre Los signos lingüísticos, que conforman las lenguas que sólo pueden ser aprehendidas sincrónicamente como estados de lengua momentáneos (relativamente estables) estaría en la base de esta afirmación acerca de LO HISTÓRICO DE LOS SIGNIFICADOS ATRIBUIDOS, que también da cuenta del desplazamiento diacrónico de la relación arbitraria e inmotivada: significado/significante. Esta explicación epistemológica basada en una relectura de Saussure, encontrará, sin dudas, una resistencia ideológica (toma de posición a priori en el debate Saussure/Peirce, semiología/semiótica, concepciones excluyentes signo/signo lingüístico, paradigmas materialista/idealista,etc) Mi pregunta es acerca de qué acuerdos epistemológicos instrumentar para definir unas CLAVES comunes.

 y, por otra, al enunciarlas frontal y polémicamente, sólo pretendo señalar la importancia de que, desde los diversos enfoques de la SEMIÓTICA, se determine dicho contenido conceptual, con toda la riqueza de sus variantes e incluso, con el conflicto y los enfoques contradictorios que se les atribuyan simultáneamente y a cuya formulación y planteo explícito se dirige la organización de tal Mesa Redonda. Me limito a proponer tales CLAVES como LAS BASES DE DISCUSIÓN para aportar criterios rigurosos que permitan hacer de la SEMIÓTICA EL INSTRUMENTO METODOLÓGICO FUNDAMENTAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES, en este concreto momento histórico; y no, definitiva ni universalmente (del mismo modo que pueda quedar en discusión si el valor epistemológico de la semiótica es este aspecto metodológico que yo propongo u otro en algún otro modo caracterizador de una disciplina autosuficiente).

Las fuentes de estas "CLAVES" son múltiples. Por una parte, quizá en su primer origen (pensando en un orden lógico), provienen de la evaluación de las propuestas PEIRCEANAS, tal, al menos, como resultan de mi propia y personal lectura de sus textos. Por otra, hay un fuerte arraigo en el pensamiento de FOUCAULT, con la independencia que siempre me tomo, respecto de mis lecturas, para interpretarlas sin temor a la heterodoxia en que pueda llegar a incurrir. La tercera componente proviene de las CIENCIAS COGNITIVAS (o quizá sea mejor enunciarlas como "investigaciones cognitivas", al modo como lo propone François RASTIER), admitiendo su triple trabazón de EPISTEMOLOGÍA, NEUROLOGÍA e INTELIGENCIA ARTIFICIAL, como fundamento de su racionalidad, aplicabilidad y eficacia explicativa. Y todo ello sin abandonar a SAUSSURE, muchos de cuyos conceptos (mediados por HJELMSLEV, GREIMAS, la escuela francesa de ANÁLISIS DE DISCURSO y otros) continúan siendo operativos y esclarecedores. Y esto último lo dirijo a quienes piensan que tal amplitud de fuentes es indicio de ECLECTICISMO (como si "ser ecléctico" constituyese una actitud criticable).

Coincido en general con las fuentes, con algunos sesgos también personales. Las elecciones de las fuentes de referencia ¿son de carácter ideológico? Esto demostraría la imposibilidad de neutralidad de las Cs. Sociales, aun cuando el esfuerzo metodológico por lograr la objetividad en el conocer nos convoque.

Enumero pues, muy sintéticamente, esas CLAVES, con la idea de irlas desarrollando durante los meses que nos separan de la intervención en MARACAIBO, y con el propósito de REPLANTEARLAS allí (y modificar sus contenidos, en la medida y del modo como la discusión los reconstruya) para bien y fortalecimiento de LA SEMIÓTICA. Por el momento, tales CLAVES son:

1. Al producir discursos SE PROYECTAN/CONSTRUYEN (se ATRIBUYE EXISTENCIA ONTOLÓGICA a) las entidades (objetos, conceptos, fenómenos sociales) de las que se habla. Cómo se las enuncie/represente PRETENDE INDUCIR cómo correspondería interpretarlas-identificarlas. Acuerdo

2. La construcción del significado de determinadas entidades ocurre a partir de la MATERIALIDAD TEXTUAL del discurso que las representa o interpreta. Esto implica que, CUANDO SE INVESTIGA, no corresponde leer "entre líneas", ni tampoco interpretar lo que se estudia con los conceptos que el intérprete ya tiene elaborados, sino tratando de recuperar los específicamente aplicados por el productor de los textos correspondientes. Esto también diferencia la actitud del lector, que entiende y disfruta lo que lee, de la del investigador que DEBE EXPLICAR por qué entiende lo que entiende y por qué disfruta lo que disfruta. Coincido

3. Lo anterior fundamenta uno de los principales axiomas de la metodología semiótica: NO HAY SEMÁNTICA SIN SINTAXIS (sin que esto autorice equivalencia alguna entre sintaxis y semántica). Coincido 4. LO NO DICHO en un texto (pero leído o percibido "entre líneas" por el intérprete) ESTÁ DICHO EN OTRA PARTE. Por ello, el analista-investigador tiene que identificarlo y ponerlo a consideración del lector, SI PRETENDE BASAR EN ÉL LA VIGENCIA DE LA EXPLICACIÓN DE DETERMINADA SIGNIFICACIÓN, y no puede, antes de haber identificado su textualidad y mostrado su fuente, utilizarlo para explicar por qué el texto en estudio atribuye determinada significación a determinado fenómeno social. Coincido en parte, puesto que al explicarlo el investigador desde su enfoque epistemológico estaría haciendo otro texto. ¿Tenemos la posibilidad de no textualizar cuando analizamos?, puesto que ideológicamente opera nuestra interpretación al elaborar los núcleos semánticos (según Luria) al interpretar, ya que las lecturas no son lineales, pese a la linealidad (oral/escrita en tiempo y espacio de los textos humanos).

5. Establecer la significación de un fenómeno social no quiere decir mostrar UNA SÍNTESIS en la que consistiría tal significado. El conocimiento no consiste en mostrar lo que diversos fenómenos tienen EN COMÚN, sino en mostrar LA DISPERSIÓN de interpretaciones que recibe un mismo fenómeno cuando se lo construye a partir de determinado conjunto de discursos. EL SIGNIFICADO de "algo" EQUIVALE al conjunto de las INTERPRETACIONES EXPLÍCITAS Y VIGENTES MATERIALIZADAS EN LOS DISCURSOS con los que se representa a ese "algo" (y no ignoro que, con esta expresión, pretendo eludir la clausura metafísica que WITTGENSTEIN atribuía al concepto de "SIGNIFICADO"). No sé si estoy enfocando el mismo objeto de discurso, pero creo que un análisis semiótico puede combinarse metodológicamente con otros métodos cuantitativos (de otros campos disciplinares) que pongan en relación y cuestionen objetos de discurso para “objetivar” lo interpretado, naturalizado, explicado por el investigador

6. Una investigación también deberá dar cuenta de la DISPUTA POR LA HEGEMONÍA en la utilización de uno u otro de tales discursos para la construcción de la significación en estudio. De hecho, esta decisión epistemológica es la que sitúo antes de la investigación, lo que Maturana llama el observador, con todo lo que este dispositivo implica en la perspectiva desarrollada por Maturana. Tomo del concepto de autopoiesis la distinción entre experiencia y explicación, es decir la función del observador desplegada en el lenguaje (articulada con el concepto vygotskiano de mediación del lenguaje). Aclaro en palabras de Maturana, 1995, La realidad, objetiva o construida : “El observador, como parte del sistema, en cada instante sólo puede distinguir lo que la configuración relacional de su estructura y de la estructura de la circunstancia permiten”. Por lo tanto, la situación histórica y cultural es el primer sesgo de la investigación. Se trata de identificar, de alguna manera, las representaciones colectivas. Si bien la distinción entre los niveles de experiencia y explicación definen dos planos o dominios en el marco de la autopoiesis, sin caer en una postura relativista fenomenológica, la que resultaría de plantear en términos absolutos la distinción, creo que es posible utilizar metodológicamente el concepto de observador para diferenciar los niveles descriptivos (datos empíricos de los que partimos) de las explicaciones (formalizaciones). Por otra parte, desde mi perspectiva de investigación, el enfoque del interaccionismo socio-discursivo, cuyo objeto es la actividad humana en cuanto actividad de lenguaje que media las otras actividades (Bronckart, 1997, con referencia en Vygotski) considero que la acción de lenguaje que se realiza en la actividad “lenguajera” o de lenguaje o verbal produce una interpretación (semiosis) que modifica el objeto en cuanto tal en las creencias o representaciones de la comunidad científica.

7. De aquí surge otro axioma de la metodología semiótica: TODA SEMÁNTICA ES DIFERENCIAL, o sea, vale en la medida en que se diferencia de otra semántica construida desde otro discurso. No entiendo el alcance de la afirmación

8. EL SIGNIFICADO PROVIENE DEL "AFUERA"; importancia de identificar el "triedro de saberes" que constituyen las Ciencias Sociales (economía, psicología y lingüística) a partir de la "descentración del sujeto" planteada, desde sus respectivas disciplinas, por MARX, FREUD y SAUSSURE (como lo afirma FOUCAULT en "Las palabras y las cosas"). El significado es producto de la interacción como construcción “Inter” e “intra” psicológica (no tomo Freud, sino Vygotski, enfoque psicológico que toma la dialéctica en su construcción teórica del desarrollo del psiquismo humano).

9. Todo lo anterior implica una actitud OBJETIVAMENTE RELATIVISTA, en cuanto se está afirmando que NO EXISTE UN SIGNIFICADO ÚNICO Y VERDADERO que sea el propósito de la búsqueda a través de la investigación (el conocimiento NO ES el camino que sale del error y llega a la verdad). Coincido, con las fuentes referenciales de Maturana y Vygotski este relativismo (en lo que a mi experiencia se refiere) queda expuesto.

10. EL SIGNIFICADO recuperado y explicado, mediante el análisis del correspondiente discurso social (en la pluralidad de sus manifestaciones), es el que está VIGENTE (o más bien, está constituido por el conjunto de los SIGNIFICADOS VIGENTES) en determinada sociedad (o grupo social) y en determinado momento en la historia de esa sociedad. Como conclusión de 9 y 10 resulta: NO HAY SIGNIFICADO VERADERO de determinado fenómeno social, SINO, MERAMENTE, SIGNIFICADO VIGENTE en determinado momento de determinada sociedad. Coincido

Todo esto pretende conducir al establecimiento y determinación de LA RACIONALIDAD del discurso analítico mediante el cual SE IDENTIFICA EL PROCESO DE EXPLICACIÓN DEL SIGNIFICADO que, en las diversas coyunturas de la actividad de investigación, cada ciencia social (Y NO SÓLO ÉSTAS) atribuye a su específico objeto de conocimiento. Aquí, por tanto, RACIONALIDAD no equivale a algún criterio sustancial y universal de validez del razonamiento, sino, simplemente, EQUIVALE A LA MOSTRACIÓN EXPLÍCITA DE CADA PASO QUE CONDUZCA DE UN DETERMINADO ENUNCIADO AL QUE LE SIGUE (o de una proposición a la siguiente) Y ASÍ HASTA LA ÚLTIMA CONCLUSIÓN. Esto implica admitir el criterio POPPERIANO de que UN DISCURSO ES RACIONAL CUANDO ES FALSABLE, o sea, cuando da cuenta del proceso de transformación de cada instancia de su propio desarrollo, de modo tal que permite comprobar la validez de la transformación operada. Reconozco que no soy popperiana, pero creo que en la clave del reconocimiento de la relatividad de los significados atribuidos en la historicidad está planteada la posibilidad de transformación de los conocimientos humanos, por lo que el conocer y el significar interpelan conocimientos de diversos campos disciplinares, la semiótica, como campo interdisciplinar ¿logrará hacer una síntesis metodológica?

Cordialmente Dora

 Dra. Dora Riestra

Centro Regional Bariloche

Universidad Nacional del Comahue

Quintral 1250

Bariloche, Río Negro

Mensaje 6395

Jue Oct 20, 2005  3:47 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 65

Su función en las ciencias sociales

Resúmenes de Maracaibo:

SIMULACROS, IMAGINARIOS Y REPRESENTACIONES

VI Congreso Latinoamericano de Semiótica

IV Congreso Venezolano de Semiótica Maracaibo,

Venezuela, 25 al 28 de octubre de 2005

MESA REDONDA:

LA SEMIÓTICA COMO EPISTEMOLOGÍA Y METODOLOGÍA: SU FUNCIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES

INTEGRANTES:

*ARIAS GIBERT

*BIALOGORSKI

*DALMASSO

*DE STASIO

*ESPINOZA

*GOMEZ DE ERICE

*LÓPEZ, M. S.

*MAGARIÑOS

*NADAL

*RIESTRA

1 Título: Derecho y semiótica. Análisis de resistencias.

Nombre del Autor: ENRIQUE NÉTOR ARIAS GIBERT

Institución: Universidad de Buenos Aires

Correo electrónico: enriarias@ciudad.com.ar

Palabras Clave: DERECHO – RESISTENCIA – ABSTRACCIÓN REAL – SÍNTOMA – ANÁLISIS DEL DISCURSO.

El trabajo que se pone a consideración de este congreso tiene por objeto determinar las dificultades peculiares que presenta el discurso jurídico a la interrogación semiótica. La notoria ausencia de la disciplina semiótica en el ámbito de la enseñanza universitaria de grado debe ya ponernos en guardia respecto de las particulares resistencias que el discurso jurídico ofrece a la analítica de los signos.

Cuánto más notoria es esta resistencia si se tiene en cuenta que la principal tarea que el discurso jurídico se atribuye a sí mismo es la de interpretar las normas que son señaladas como jurídicas que aparecen siempre como texto que, a su vez, asume de manera privilegiada la forma más señaladamente analizable del escrito.

La hipótesis que se sostiene es que del análisis de las resistencias ha de surgir el contorno del núcleo innombrado que opera como condición de posibilidad de la enunciación jurídica. A saber: el falso reconocimiento de la norma como texto escrito y, correlativamente, el desconocimiento de las prácticas sociales como discurso que opera ya como abstracción real. Aparece entonces el secreto del discurso jurídico que no está en una realidad escondida bajo las formas jurídicas sino en la forma misma que el discurso asume. Forma que se hace inteligible mediante el análisis de los procesos de sustitución y sucesión de cadenas discursivas.

­­­­­­­­­­­­­­

2 Aportes de la Semiótica a los estudios antropológicos sobre inmigración y procesos identitarios

MIRTA BIALOGORSKI

Dra.en Ciencias Antropológicas. Universidad de Buenos Aires

Museo de Arte Popular José Hernández (GCBA)

En este trabajo se intentará mostrar cómo la recurrencia a un método de análisis semiótico- cognitivo en una investigación antropológica, la Semiótica de Enunciados (Magariños de Morentin, 1996) ha permitido acceder a la significación que adquirió en un momento determinado de la sociedad argentina, un fenómeno inmigratorio reciente como es la llegada e instalación en Buenos Aires de inmigrantes surcoreanos, al tiempo que hizo posible establecer rasgos de su identidad plural.

Se entiende aquí por significación al conjunto de múltiples interpretaciones sociales elaboradas por los distintos actores intervinientes materializadas en sus respectivos discursos verbales concebidos como práctica social (Foucault, 1973).

La Semiótica evita partir dentro del campo antropológico, de indicadores con carácter de categorías interpretativas a priori en función de las cuales elaborar macro explicaciones. De este modo permite inscribir la investigación en una formulación localista, analizando el aquí y ahora, posibilitando encontrar los matices que dan individualidad al fenómeno en estudio, al partir de operaciones rigurosas e identificables en la coyuntura socio- histórica.

Los resultados de esta investigación han evidenciado la emergencia de tendencias interpretativas del fenómeno inmigratorio y particularmente, transformaciones en la construcción de la vivencia del inmigrante respecto de su situación.

Estas transformaciones mostradas por la metodología semiótica, no son ya asimilables a los conceptos teóricos elaborados en las ciencias antropológicas para otro momento histórico, ni tampoco en su totalidad por enfoques actuales, en especial en atención a las peculiaridades identificadas e interrelacionadas mediante las operaciones de la interpretación semiótica.

Palabras claves: semiótica- antropología. inmigración- significación- identidad-

­­­­­­­­­­­­­­

3 El análisis crítico de la producción social de sentido

MARÍA TERESA DALMASSO

Centro de Estudios Avanzados – Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) doctoradosemiotica@cea.unc.edu.ar

Asociación Argentina de Semiótica

Mesa Redonda: “La Semiótica como epistemología y metodología: su función en las Ciencias Sociales”, coordinada por el Profesor Juan Magariños de Morentín

Resumen: Partiendo del presupuesto de que la Semiótica posee la capacidad de analizar críticamente la producción social de sentido, nos proponemos reflexionar sobre dos aspectos de esta afirmación: a) su aptitud para el análisis crítico; b) qué incluimos bajo la denominación de ‘producción social de sentido’. a) La primera de estas zonas de reflexión nos conduce a interrogarnos sobre sus presupuestas condiciones metodológica y epistemológica. Al mismo tiempo, y correlativamente, a plantearnos cómo se conjuga la consecuente capacidad crítica y metacrítica con su carácter insoslayablemente ideológico. b) La segunda problemática gira en torno al problema de los límites o umbrales, revisados a partir de una noción amplia de producción social de sentido y de la consiguiente expansión de la noción de discurso (respecto de la Lingüística). El planteo y la puesta en correlación de ambas cuestiones, tiene el propósito de abrir la reflexión en torno a la posibilidad y a la legitimidad de la Semiótica para llevar a cabo, en interacción con otras disciplinas, un análisis contrastivo y crítico de las variadas formas de producción social de sentido (trascendiendo el límite de las prácticas discursivas [objetivantes], propiamente denominadas semióticas), a efectos de dar cuenta de la economía global de una cultura.

Palabras claves: Epistemología – metodología - crítica/metacrítica - producción social de sentido

­­­­­­­­­­­­­­

4 La epistemología en la semiótica teatral

LORETA DE STASIO

Universidad del País Vasco. Vitoria, España

loreta.destasio@ehu.es

VI Congreso Latinoamericano de Semiótica IV Congreso Venezolano de Semiótica Maracaibo, Venezuela, 25 al 28 de octubre de 2005

Nuestro trabajo analiza el libro de Marco De Marinis, Visioni della scena: teatro e scrittura (Roma-Bari, Laterza, 2004).

Este conjunto de estudios es muy significativo porque representa en buena medida el estado de la mejor ensayística sobre el mundo del teatro hecha actualmente en Italia. Por ello, hemos querido averiguar cuál es el aparato metodológico en el que se basa y qué epistemología científica supone. Tanto más interés teníamos en este estudio cuanto su autor había publicado en 1982 una Semiotica del teatro. L’analisi testuale dello spettacolo, y hoy se declara sin embargo, post-semiólogo, como en el libro cuya descripción epistemológica proponemos (y también en Capire il teatro: lineamenti di una nuova teatrologia, Roma, Bulzoni, 1999), a pesar de impartir en el DAMS de Bologna una materia titulada Semilogia dello Spettacolo.

En cierto modo, el conjunto de los artículos reunidos en el libro supone una vuelta a lo mejor de la filología y de la crítica literaria tradicionales, manteniendo no obstante una cierta memoria de la metodología semiótica. Con todo, este proceder resulta para nosotros embarazoso por la conjunción de dos motivos: en primer lugar, por su eficacia aparentemente indiscutible; y, en segundo lugar, porque parece basarse en la idea implícita de que la semiótica, entendida como discurso riguroso, que quiere someterse a los criterios de la cientificidad, lastra sin remedio el razonar interesante y heurístico del investigador, y lo aleja del ámbito auténtico de su objeto de estudio, en este caso, de la esfera teatral.

Loreta de Stasio

Calle Villa de Plencia, 18, 6A

E-48.930 Guecho

España

0034 944802259

0034 651914604

¡NUEVA DIRECCIÓN!: loreta.destasio@ehu.es

Loreta de Stasio

Dep. de Filología Española e Italiana

Facultad de Filología. Geografía e Historia

Universidad del País Vasco

Paseo de la Universidad, 5

E-01.006 Vitoria-Gasteiz

España

0034 945013636

Fax: 0034 945013200 (a la at. de la prof. L. de Stasio)

¡NUEVA DIRECCIÓN!: loreta.destasio@ehu.es

­­­­­­­­­­­­­­

5 Psicoterapia y semiótica: encuentros epistemológicos

Lic. LOBSANG ESPINOZA

Docente de Semiótica Aplicada

Facultad de Comunicación Social

Universidad Central del Ecuador, Quito

lobokoalo@yahoo.com

lobsangespinoza@andinanet.net

En el presente trabajo se intentará demostrar la hipótesis según la cual el proceso psicoterapéutico es eminentemente semiótico y hermenéutico/interpretativo donde paciente y terapeuta entran en una interacción cognitiva.

Para el análisis se propone el método contenido en “Verdad y Método” de Hans Georg Gadamer, los textos de Semiósfera de Juri Lotman y “Principios comunes en psicoterapia” de Chris Kleinke.

El texto de Gadamer aportará a la importancia decisiva que tiene el lenguaje en el acto interpretativo del proceso terapéutico.

Los textos de Lotman ayudarán a enfocar el proceso terapéutico como un proceso de frontera, donde la enfermedad (texto) no es solamente un embalaje o almacén del sentido sino un generador del mismo.

Y finalmente el texto de Kleinke contribuirá con consideraciones filosóficas para un adecuado proceso psicoterapéutico.

Como conclusión se plantea comprender el bilingüismo que propone el concepto de frontera en Lotman cuya fortaleza es la traducción de los mensajes externos al lenguaje interno y viceversa el proceso de cura psicológica.

Palabras clave: semiótica, hermenéutica, epistemología, psicoterapia, Juri Lotman

­­­­­­­­­­­­­­

6 La semiótica como epistemología y metodología: su función en las ciencias sociales

Dra. MARÍA VICTORIA GÓMEZ DE ERICE

Esta ponencia pretende realizar un recorrido por la evolución epistemológica y metodológica, que ha ido sufriendo a lo largo del tiempo la Semiótica, en los desarrollos de la Escuela de París.

El análisis comprende las primeras apreciaciones de la Semántica estructural de Greimas (1996), inserta en el rigor estructuralista que excluía la historia, el mundo y el yo, este último visto como un simple operador de una manifestación. No nos interesa recorrer el camino que va desde “Du sens” (1970) hasta “Semiótica y Ciencias Sociales”, sólo destacar en los niveles de análisis clásicos, la concepción inmanentista de “fuera del texto no hay salvación”.

Pasamos luego al primer esfuerzo de modificación, realizado con Jacques Fontanille en “Semiótica de las pasiones. De los estados de cosas a los estados de ánimo” (1994). Pero

ponemos todo nuestro énfasis en la introducción del elemento que produce un verdadero giro en la orientación de la Escuela de Paris, la enunciación. Recorremos la introducción del sujeto efectuada por Jean Claude Coquet: la ontogénesis de los sujetos en construcción, en busca de su identidad, la que, a través de este abordaje se constituye en la semiótica del continuum, semiótica objetal.

Finalmente nos interesa mostrar los avances realizados por Fontanille en “Semiótica del discurso”[1]. Básicamente, nos parece importante el modo de abordar la acción, la pasión, la cognición y la subjetividad con las categorías de la enunciación.

La exposición concluye con un breve análisis de las representaciones sociales, que subyacen a un corto texto. Análisis que puede ser realizado con las categorías que se han introducido en los últimos avances teóricos.

­­­­­­­­­­­­­­

7 Las semióticas peirceana y neojelmsleviana: sustentos complementarios para la epistemología y la metodología de las ciencias sociales

MARTA SUSANA LÓPEZ

Universidad Nacional del Nordeste – Resistencia, Chaco, Argentina

Correo Electrónico: martaslopez@arnet.com.ar

Palabras clave: semiótica – ‘paradigma peirceano’ – ‘paradigma neohjelmsleviano’ – epistemología – metodología

Considero la semiótica como una disciplina apta para constituirse en uno de los sustentos de la epistemología y la metodología de las ciencias.

Pero un impedimento crucial para este aprovechamiento de la semiótica por parte de los investigadores lo constituye la existencia de posturas antagónicas y aparentemente irreconciliables respecto de los dos grandes paradigmas: la de los especialistas que adhieren a la semiología de origen saussureano versus los seguidores de la semiótica peirceana. Por mi parte, sostengo que es posible encontrar una interrelación entre ambos sistemas que logre romper con su aparente incompatibilidad.

Es por ello que he abordado en este trabajo la problemática que gira alrededor de las funciones metodológicas del análisis semiótico según su relación específica con ambos paradigmas. Considero que tales funciones no son alternativas, sino complementarias. Mi intención es, al mismo tiempo, proponer una revalorización implícita del análisis y de la semiótica estructurales, como enfoques metodológicos útiles a las ciencias sociales que últimamente han sido en cierto modo desvalorizados frente a la semiótica peirceana, actualmente en auge.

­­­­­­­­­­­­­­

8 MESA REDONDA sobre “La semiótica como epistemología y metodología: su función en las ciencias sociales ”

JUAN MAGARIÑOS DE MORENTIN

Universidad Nacional de La Plata

Universidad Nacional de Jujuy

jmagarinos@fibertel.com.ar

La idea que impulsa la organización de esta Mesa Redonda apuntaría a establecer un ámbito de cordial debate acerca del papel que le corresponde a la semiótica en el sistema de las ciencias sociales. Mi posición es considerar a la semiótica como una metodología destinada a explicar la significación que producen o que utilizan en su desarrollo cada una de las diversas ciencias sociales. O sea, considero que hay un conjunto de información, al que cada investigador seleccionará como su corpus, y un conjunto de operaciones explícitamente identificables en los textos constitutivos de cada una de las disciplinas en estudio. Del análisis riguroso de tal información, y del seguimiento de la racionalidad explícita en la que se desarrollen tales operaciones, deberá surgir el conocimiento del proceso que habrá de producir, como su resultado, la significación que esa disciplina atribuya a determinado fenómeno social, constituyéndolo en su objeto de conocimiento. Pero ésta no es la única visión posible ni, por supuesto, pretendo para ella la consideración de ser la verdadera. Otras son, no sólo posibles, sino que están efectivamente vigentes en el campo del pensamiento y de las investigaciones cognitivas que procuran explicar el proceso riguroso y los resultados eficaces de las diversas disciplinas científicas.

Palabras-Clave: SEMIÓTICA – EXPLICACIÓN – METODOLOGÍA – EPISTEMOLOGÌA – SIGNIFICACIÓN

­­­­­­­­­­­­­­

9 La epistemología implícita en el último Roland Barthes

JOSÉ MARÍA NADAL

Universidad del País Vasco. Bilbao, España

josemaria.nadal@ehu.es

VI Congreso Latinoamericano de Semiótica IV Congreso Venezolano de Semiótica Maracaibo, Venezuela, 25 al 28 de octubre de 2005

Distingamos entre una epistemología como posibilidad, credo, programa, deseo, obligación, capacidad potencial en el sentido de fuerza o en el de técnica, por una parte, y una epistemología llevada a la práctica, por otra parte.

Situándonos en este segundo terreno y considerándolo aquí independientemente de sus modos potenciales, virtuales o actuales, podemos partir de un discurso supuestamente semiótico, y analizar qué aparato descriptivo y qué metodología utiliza, y, a partir de ahí, qué epistemología suponen esas operaciones.

Eso es lo que hemos querido realizar con el último artículo de R. Barthes (“On échoue toujours”, 1980), dedicado a los textos en los que Stendhal manifiesta su pasión por Italia.

Para empezar, separamos lo que el artículo realiza de lo que parece que realiza. En efecto, el artículo se sirve de toda una intensa serie de extraordinarias estrategias discursivas para producir brillantes efectos; estas maniobras están relacionadas con la apariencia de la descripción de ciertos textos de Stendhal y con la apariencia de sus procedimientos.

A continuación, consideramos la coherencia y la adecuación de las operaciones practicadas en ese último artículo para realizar su objetivo. En este momento comparamos el hacer del texto barthesiano con el filológico ideal y con el semiótico ideal.

El trabajo termina, en un terreno casi ético, considerando lo que el texto de Barthes no dice, tanto sobre lo que se refiere a aquello que, habiendo sido objeto de otros artículos del autor, hubiera comprometido en éste su análisis, como sobre la existencia de textos de otros analistas determinantes en gran medida del suyo.

El balance de la conclusión primera se refiere a si aporta conocimiento nuevo este artículo de Barthes a la obra de Stendhal, y a la práctica y la teoría del análisis textual en general. El balance de la conclusión segunda se refiere a la epistemología en Barthes.

­­­­­­­­­­­­­­

10 Las metodologías: relaciones entre ideologías y semiosis

DORA RIESTRA

Universidad Nacional del Comahue

riestra@bariloche.com.ar

riestra@crub.uncoma.edu.ar

La cultura científica de quien investiga opera como determinante en la relación pensamiento/lenguaje (Voloshinov, 1998 y Bajtín, 1992); es decir, la posición adoptada respecto del conocer (Maturana y Varela, 1995) en las ciencias humanas/sociales orientará la búsqueda metodológica.

De la investigación que realizara acerca de la naturaleza de las consignas de trabajo en la enseñanza de la lengua surgen algunas relaciones entre las representaciones sociales de los enseñantes y su accionar en el lenguaje frente a la tarea docente (Riestra, 2004).

El enfoque interaccionista socio-discursivo (Bronckart, 2002, 2003, Bronckart et al.2004) concibe la acción como unidad de análisis materializada en textos, cuyo constituyente morfogenético es el signo lingüístico.

De los análisis de entrevistas a los enseñantes y las acciones concretas de enseñanza registradas, se observa cómo las representaciones sociales (Schurmans, 1993) prefiguran las prácticas, anticipando la realización de unas acciones y excluyendo otras.

El análisis de las consignas como acciones intramentales (Leontiev, 1983), exteriorizadas en los productos textuales escritos de los alumnos, señala el proceso intermental o interpsicológico entre docente y alumnos como proceso epistemológico de la Didáctica de la lengua.

En la medida en que los cruces de las disciplinas en sus bordes (Morin, 1998, 1981) nos permiten enfocar nuevos objetos de conocimiento, aparecen nuevas metodologías que necesitan validarse, este sería el camino abierto para la semiótica y la semiología.

Palabras clave: ideología, representaciones, metodología, semiosis, consignas.

Bibliografía:

Bajtin, M. (1992). Estética de la creación verbal, México, Siglo XXI. Bajtin, M./Voloshinov, V.(1998). ¿Qué es el lenguaje?. Editor: Blanck, G. Buenos Aires: Almagesto. Bronckart, J.-P., E. Bulea, et I Fristalon. (2004). Les conditions d’émergence de la action dans le langage. Cahiers de linguistique française (26)-Les modèles du discours face au concept d’action. 345-369. Bonckart, J.-P. (2003). "L'analyse du signe et la genèse de la pensée consciente" - In : Cahiers de l'Herne (76) - Saussure, 94-107. Bronckart, J.-P. (2002). La explicación en Psicología ante el desafío del significado. Estudios de Psicología, 23 (3) 387-416. Leontiev, A. (1983). El desarrollo del psiquismo. Buenos Aires: Akal Maturana,H y Varela,F. (1995). De máquinas y seres vivos. Santiago: Ed.Universitaria Morin, E. (1998) Articular los saberes. Buenos Aires: Ediciones Universidad del Salvador Morin, E. (1981). Pour sortir du XXe siècle. Paris: Nathan Riestra, D. (2004). Las consignas de trabajo en el espacio socio-discursivo de la enseñanza de la lengua. Thèse de Doctorat. FPSE 328. Genève: Université de Genève. (Copyright Riestra, Dora et Université de Genève) http://www.unige.ch/cyberdocuments/theses. Schurmans, M.-N. (1990). Maladie mentale et sens commun. Paris: Delachaux et Niestlé.

[1] Las menciones a fechas de las diversas ediciones corresponden a los textos publicados en español.

­­­­­­­­­­­­­­

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6418

Mié Nov 2, 2005  7:38 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 66

Su función en las ciencias sociales

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Concluido el VI Congreso de la Federación Latinoamericana de Semiótica, tan expertamente conducido por José Enrique Finol y su equipo de colaboradores y al que nos iremos refiriendo próxima y progresivamente, es tiempo de recomenzar el aporte conceptual al desarrollo de las propuestas semióticas que se vienen trabajando en SEMIOTICIANS, desde hace más de 6 años.

Por el momento, me limito a completar el 2º Esquema de las EXPLORACIONES TEÓRICO-METODOLÓGICAS, que tuve oportunidad de desarrollar verbalmente en dicha reunión de Maracaibo. Espero que no haya dificultades en su lectura, si bien se irá agilizando el trámite de acceso.

Ambos esquemas pueden leerse en el ÍNDICE del CENTRO DE ESTUDIOS SEMIÓTICOS o bien podéis ingresar mediante los siguientes hipervínculos:

http://www.centro-de-semiotica.com.ar/Maga.mht Con éste se abre:  "¿PARA QUÉ SIRVE LA SEMIÓTICA?"

http://www.centro-de-semiotica.com.ar/gio.htm Con éste se abre: "PENSAMIENTO-SEMIOSIS-MUNDO"

También, a muy breve plazo, comenzaré a proponer y someter a debate los puntos que constituirán el programa de desarrollo del Proyecto de Investigación sobre LA UNIVERSIDAD DE LA CALLE.

Cordialmente, Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6496

Mié Nov 30, 2005  7:49 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 67

Evaluación de la actividad cotidiana y su contexto

Estimadas/os SEMIOTICIANS:

Incumpliendo mis propias decisiones, AGREGO UN NUEVO TEXTO para la lectura y reflexión, tanto de los integrantes de la Investigación sobre la UdelaC, como, en general de los integrantes de nuestro Foro.

ANGUERA ARLIAGA, M. Teresa (1999). HACIA UNA EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD COTIDIANA Y SU CONTEXTO: ¿PRESENTE O FUTURO PARA LA METODOLOGÍA?

Es un excelente texto sobre los criterios a tener en cuenta cuando se está elaborando el REGISTRO (o sea, se recupera la información acerca) de ACTIVIDADES COTIDIANAS, lo que, en el caso específico de la UdelaC, habrá de involucrar a la mayoría de nuestras observaciones, para nutrir el "AULA TEMÁTICA" que, todavía, no hemos iniciado (y, en esto, mantengo el criterio de iniciar en MARZO DE 2006 el REGISTRO DE SITUACIONES que puedan encuadrarse en lo que buscamos como "UNIVERSIDAD DE LA CALLE"; sin perjuicio, por supuesto, de ir anotando alguna situación que, a cualquiera de nosotros, se nos ocurra proponer como posible ámbito de nuestro estudio; pero, hasta entonces, pensemos, propongamos y discutamos la metodología que habremos de aplicar).

Con toda la estima y respeto que tengo por su tarea, desde NUESTRA PERSPECTIVA SEMIÓTICA, sé que hay muchos aspectos en los que, al menos yo personalmente, no puedo coincidir con la propuesta de María Teresa; pero hay que reconocer que su reflexión tiene un rigor difícil de encontrar y se constituye en una lectura que ofrece mucho para ASIMILAR y algunos aspectos para DIFERENCIAR lo cual, siguiendo su actitud, requerirá un gran esfuerzo si nos proponemos delimitarlos, excluirlos o modificarlos, de modo total o parcial, fundadamente.

Ese texto puede encontrarse en

http://www.universidad-de-la-calle.com/Anguera2.html

o bien, entrando al ÍNDICE, y allí a 2. DESARROLLOS METODOLÓGICOS, y allí a 1. BIBLIOGRAFÍA.

Cordialmente,

Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje 6498

Thursday, December 01, 2005 3:48 PM

M. TERESA ANGUERA ARGILAGA

La semiótica como epistemología y metodología 68

Evaluación de la actividad cotidiana y su contexto

Estimado Juan, y saludos extensivos a todos/as los/as SEMIOTICIANS,

Te agradezco mucho tus amables palabras. Soy perfectamente consciente de que el planteamiento del texto mío que agregas supone muchas divergencias respecto a un posicionamiento desde la Semiótica.

Además os quiero comentar que, aunque a lo largo de más de 30 años he trabajado en un arco de diversos aspectos metodológicos, y en unas ocasiones he estado más cercana a posiciones cualitativas y en otras a cuantitativas, siempre he creído en su complementariedad y la he defendido, lo cual me ha supuesto discusiones prolongadas con académicos que se enrocaban en el radicalismo de uno y otro de tales "polos", especialmente a comienzos de la década de los ochenta. Este planteamiento mío de base ha incidido en otros desarrollos metodológicos posteriores, como en la concepción y desarrollo de la metodología observacional, a la cual he dedicado gran parte de mi vida académmica.

Os agradeceré mucho a todos las críticas que hagáis a mi trabajo, y seguro que me servirán para reflexionar y aprender. Por supuesto, si os interesa esta temática os puedo enviar unos cuantos trabajos más, y, en todo caso, lo canalizaría lógicamente a través de Juan.

Saludos cordiales,

M. Teresa

M. Teresa Anguera Argilaga

Depto. Metodología de las Ciencias del Comportamiento

Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona

Campus Mundet

Pº Vall d'Hebrón, 171

08035 Barcelona (España)

Tel.: + 34 670805331

Fax: + 34 93 4021359

E-mail: tanguera@ub.edu

Mensaje 6501

Sáb Dic 3, 2005  1:04 am

"Dr. Francisco Rodriguez" <rodfran@telcel.net.ve>

La semiótica como epistemología y metodología 69

Evaluación de la actividad cotidiana y su contexto

Pero ocurre que la metodología cualitativa, la cual denominaría más bien metódica-cualitativa no es una cuestión de técnicas de recolección de datos: la cual puede perfectamente insertarse con cualquier planteamiento teórico-metodológica, sino que consiste en una "apuesta epistemológica" que por supuesto tiene consecuencias de tipo metodológicas. Es ante todo una "actitud epistémica" que define de suyo modos de reconstrucción y construcción social de la realidad que siempre tendrán al sujeto y a la subjetividad y por tanto a los procesos de significación como punto de partida y de llegada, pero también de lo que transcurre, de lo que está sucediendo. Es así como la ciencias sociales, y la semiótica es un campo de ellas, ante todo busca comprender, interpretar, seguir la "huella discursiva" , la "huella némica" de los procesos de significación, que siempre serán social, no hay otro modo. Francisco Rodríguez.

Mensaje 6522

Mié Dic 7, 2005  9:58 am

martaslopez@arnet.com.ar

La semiótica como epistemología y metodología 70

Evaluación de la actividad cotidiana y su contexto

Estimado Adrián:

No alcanzo a comprender del todo tu mensaje. Por ello te pido que disculpes esta pregunta: ¿a qué te refieres exactamente cuando hablas de \"preocupación obsesiva\" en relación con la reflexión metodológica y epistemológica?

Cordialmente.

Marta Susana López

Mensaje 6525

Fecha: Mié Dic 7, 2005  12:13 pm

"Adrián" "López" <edadrianlopez@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 71

Evaluación de la actividad cotidiana y su contexto

Estimadas/os Semioticians y miembros del Proyecto U de la C:

Tal cual suelo decirlo, aguardo que todas/os anden bien, prestos ya a disfrutar de las tradicionales Fiestas de Fin de Año.

En cuanto a la inquietud que amablemente acerca al "fogón" Marta López, desearía sostener que acaso de lo que se trataría es que, luego de un tiempo prudencial y que no sea demasiado extenso, pasemos a discutir cuestiones más "concretas", tales como si optaremos por qué corriente de la Semiótica para abordar qué aspectos del enorme sintagma "universidad de la calle"; cómo delimitaremos tema, problema y objeto, más allá o más acá de lo que ya sugirió nuestro paciente Moderador; cuáles serán las variables para analizar el objeto definido; qué clase de entrevistas utilizaremos; etc. Vuelvo a insistir que esta urgencia no implica desconocer el lugar clave que ocupan las reflexiones epistemológicas y metodológicas (tal como lo advertí desde el primer mensaje, respecto a lo que ahora nos convoca), mas no hay que "distraerse" mucho en ello. Considero incluso, que una de las cuestiones que habría que abordar casi intempestivamente es el de un "glosario" con el que nos manejaremos para comunicarnos con precisión y rigor (sin que este aserto implique que no lo hayamos hecho hasta ahorita...). Por ejemplo y en mi caso, "pulir" los términos que habría de aceptar como provenientes de un Marx posible y no stalinista, me insumió más de 10 años y ese laburo de hormiga me parece que es, y lo digo con buena onda, tanto o más productivo que las especulaciones academicistas sobre el método, etc. Para emplear unas expresiones graciosas que escuché alguna vez en una Facultad pobre del Tercer Mundo, no hay que ser "metodólatras" ni "epistemólatras"... No sé. Por supu, si la mayoría decide continuar compartiendo reflexiones en redor de tales cuestiones, suscribiré sin vacilaciones las polémicas; no más que por respetar las inquietudes de todas/os, ¿verdad?

Me voy despidiendo. Hasta pronto.

Lic. Adrián López, Fac. de Humanidades, UNSa., Salta, Argentina.

Mensaje #7251

Sáb, 2 de Sep, 2006 9:04 pm

"dionelfilipigh" <dionelfilipigh@hotmail.com

La semiótica como epistemología y metodología 72

Identificación del problema - Eva Perón

Estoy armando un Proyecto de investigación. Quiero aplicar el recorte de Foucault y me encuentro con el siguiente problema: Como que no descubro el problema.

Buscando recortar temas de interés en la Historia Argentina, me circunscribí a la presencia de Eva Perón. Como que mi preocupación es encontrar un camino que ilumine el mito y permita considerar más racionalmente el tema.

He encontrado material sobre Eva Perón, he leído la novela Santa Evita, la Razón de mi vida, las mujeres de Perón, otras versiones.

Pero no encuentro el problema. Como que el problema me resbala. Nunca me ha pasado antes. Generalmente he trabajo en otros temas y siempre he encontrado el problema. Pero no ahora. Como que se me diluye. Alguien me podría dar una mano. En realidad lo que debo armar es sólo un Proyecto de investigación.

Como que tengo suficiente material de encuadre. Pero no puedo avanzar en la problemática. Gracias.

Dionel E. Filipigh

dionelfilipigh@yahoo.com.ar 

dionelfilipigh@hotmail.com

Mensaje #7252

Dom, 3 de Sep, 2006 1:17 pm

"Reyna Borzino" <reynaglo@hotmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 73

Identificación del problema - Eva Perón

Quizás el problema esté más a la vista...y vos lo buscás en la profundidad...a veces nos pasa de querer encontrar "el tesoro" y éste se encuentra en nuestras palabras...quiero decir que el problema quizás sea eso "éncontrar el problema"...

Si se me ocurre algo más...coherente...te escribo

Reyna Borzino (Argentina)

Mensaje #7253

Dom, 3 de Sep, 2006 3:43 pm

"ignaciosanchez3" <ignaciosanchez3@gmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 74

Identificación del problema - Eva Perón

Creo que en parte de tu estudio puedes encontrar respuestas a través de estudios del género... eso puede darte otras vertientes investigativas...

Mensaje #7254

Dom, 3 de Sep, 2006 2:31 pm

Ariel <rodolfo_sar@yahoo.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 75

Identificación del problema - Eva Perón

Lo primero que deberías definir es cuál es el problema. Si me hablas de mito, entonces debo pensar primero qué es un mito; después, quiénes encajan en ese concepto.

¿Por qué Evita es un mito? ¿quiénes crean los mitos? ¿qué valores tienen los mitos en la sociedad? ¿el concepto de mito no podría ser un prejuicio?

Una manera de analizarla como mito es primero hacerla en sentido contrario. Por ejemplo: si la miro como mito ¿no la despolitizo? ¿no alejo a quiénes fueron los destinatarios de sus políticas de su representación real? ¿no la convierto en algo que pasó y no se repite? Si no se repite, entonces las demandas, los derechos, no serian tales, o podrían ponerse en suspenso.

Por qué un mito? Si su cadaver recorrió diversos lugares, un muerto exiliándose de los vivos para no ser destruído. Tal vez sea un mito porque los vivos piensan que si no destruyen su cadaver puede volver, reencarnarse en alguien, o en sí misma, que ya sería insoportable para ellos, o en alguien peor.

Perdón, he pensado en voz alta, ojalá te sirva..

Mensaje #7255

Dom, 3 de Sep, 2006 5:37 pm

Juan Magariños <jmagarinos@fibertel.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 76

Identificación del problema - Eva Perón

Estimado Dionel:

Supongo que ALGO TE HA INQUIETADO respecto a la "presencia de Eva Perón"/"en la Historia Argentina" y esa inquietud te ha llevado a decidirte investigarlo. Quizá pudiste observar que su historia personal tiene lagunas y contradicciones en lo relativo a sus orígenes y modos y estrategias de ascenso (ése es un PROBLEMA); o que hay versiones contrapuestas en cuanto a su modalidad de ejercicio del poder (ése es otro PROBLEMA); o que los textos de historia se contradicen al establecer su efectivo aporte político a la hegemonía del peronismo (ése es otro PROBLEMA); o se contradicen al evaluar su papel en la solución de las carencias y/o de los conflictos sociales que había en su época (ése es otro PROBLEMA); o que la sociedad de su época le atribuía valores y críticas de coexistencia imposible en una misma persona (ése es otro PROBLEMA); o, en fin, (piensa que no es mi tema) cualquier otro de los aspectos que te han interesado y que sólo tú conoces, ya que los anteriores sólo pretende ser ejemplos de PROBLEMAS POSIBLES.

En definitiva, se trata de IDENTIFICAR LA PRESENCIA SIMULTÁNEA DE DISCURSOS CONTRADICTORIOS (y éste será el PROBLEMA) que perturban, distorsionan o resultan inadmisibles en la construcción de la imagen histórica del personaje que te propones estudiar. Pero recuerda, también, que Foucault, al que citas, afirma que no se trata de encontrar la UNIDAD del sujeto, sino de establecer las características de su DISPERSIÓN.

Justamente, tus HIPÓTESIS consistirán en afirmaciones (ten presente que ni el problema es una pregunta, ni lo son las hipótesis; se trata de AFIRMACIONES, o sea que las hipótesis se construyen como enunciados afirmativos) acerca de CÓMO SE PUEDEN EXPLICAR esas contradicciones, divergencias o dispersiones que circulan acerca de determinada figura, en este caso, histórica (por supuesto, podría tratarse de cualquier otro objeto de investigación, estético, jurídico, pedagógico, literario, etc.). Tus HIPÓTESIS son tuyas, o sea, son enunciados que concretan tu INICIAL INTUICIÓN acerca de cómo y por qué se han producido esos discursos problemáticos. Peirce lo consideraba resultado de una ABDUCCIÓN; o sea, que surgen de tu propia experiencia, conocimiento e ideología; a todo lo cual Peirce trata con el mayor respeto, si bien se permite la ironía de decir que "la única dificultad es que HAY QUE PROBARLAS". Es decir, tienes que demostrar, analizando y sistematizando la INFORMACIÓN QUE RECUPERES acerca del fenómeno que estudias, que lo que dijiste intuitivamente, tus hipótesis, constituyen la EXPLICACIÓN de la interrelación conflictiva, de la contradicción que observaste en quién dice qué y acerca de qué aspecto de la personalidad que decidiste estudiar, todo lo cual lo obtienes de esos discursos que deberás ir recuperando como información pertinente.

Si sólo recuperas información acerca de algo o alguien, podrás construir un DIAGNÓSTICO, pero no será INVESTIGACIÓN; la investigación trata de EXPLICAR UN CONFLICTO que resulta de la información socialmente vigente acerca de ese algo o alguien.

Por lo mismo, tampoco será investigación, una lectura analítica acerca de los tratados históricos o escritos académicos que han enfocado el tema (o, incluso, el problema); ello podrá complementar tu MARCO TEÓRICO (lo que, a veces, te sirve para dejar establecido que NADIE vio el específico perfil que tú pretendes desarrollar; o sea, que tu estudio es ORIGINAL, lo que en becas y tesis suele ser imprescindible), pero si te restringes a esa tarea, tu trabajo será un ENSAYO, pero NO UNA INVESTIGACIÓN.

Tanto el DIAGNÓSTICO como el ENSAYO son tareas valiosas y muy respetables; con frecuencia, son pasos previos necesarios para encarar una investigación. Lo único que quiero dejar establecido es que, por sí solas, NO SON INVESTIGACIÓN. La diferencia está en LA PRESENCIA O AUSENCIA DEL PROBLEMA; su presencia atribuye el carácter de investigación al trabajo que busca resolverlo.

Espero no haberte complicado demasiado el panorama. Y ¡buena suerte con tu Proyecto!

Cordialmente,

Juan

Juan Magariños de Morentin

Mensaje #7259

Lun, 4 de Sep, 2006 1:15 pm

"Alejandro Safi" <alejandrosafi@gmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 77

Identificación del problema - Eva Perón

Una buena manera seria echarle una mirada a la bibliografia existente actual sobre Eva Peron. Te sugiero dos titulos: un libro compilado por Marysa Navarro, *Evita. Mitos y representaciones*, que sacó el FCE. El otro es de Martin Kohan y Paola Cortes Rocca, que si no me equivoco se llama *Imagenes de vida, relatos de muerte*,que sacó Beatriz Viterbo.

Un abrazo,

ALEJANDRO

Mensaje #7262

Mar, 5 de Sep, 2006 1:01 pm

"Alfredo Moyano" <amoyano@ubp.edu.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 78

Identificación del problema - Eva Perón

A los ya conocidos podría agregarse el libro de John Barnes: Evita, la biografía, ed. Thassalia, Barcelona, 1997. Yo trabajo el discurso de Eva Perón por si necesitas algo. ALFREDO

Mensaje #7267

Mar, 5 de Sep, 2006 8:09 pm

"claudiafabiana carro" <claufacarro@hotmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 79

Identificación del problema - Eva Perón

Dionel:

Esa indefinición a la hora de formular una pregunta , es propio del trabajo de investigación, puesto que la pregunta siempre es una construucción.

Te recomiendo que comiences haciendo "preguntas fundamentales" que se te ocurran hacerle al objeto o tema.

Ademas hay que ver desde que lógica realizaras tu proyecto de investigación.porque para una lógica cuantitativa , las preguntas tendrán un alto grado de especificidad y buscarán asociaciones entre variables. En cambio para una lógica cualitativa , las preguntas serán de tipo más abierto y flexible, porque se busca comprender los significados que los actores dan al hecho social. Y aunque las preguntas iniciales en esta lógica sean amplias, luegon se van focalizando.

Por ptra parte, es fundamental que cuando pienses en el palnteo del problema que es expresarlo en preguntas al tema que elijas, debes considerar una coherencia con los objetivos de la investigación, que te remiten al para que investigar tal problema.en esa continua reflexión, seguramente encontrarás tu problema.

Mucha suerte.

Claudia Carro

Mensaje #7269

Mar, 5 de Sep, 2006 8:40 pm

<suarezmaria@tutopia.com>

La semiótica como epistemología y metodología 80

Identificación del problema - Eva Perón

Si lo que vas a hacer es un análisis foucoltiano de Eva Perón, se me ocurre que lo que deberás encontrar es la chispa que surge del "cruce de las espadas" (el cruce del discurso -revolucionario- de Eva Perón y el discurso social de la época). De allí saldrán las connotaciones luego sociales, políticas y económicas, pero desde mi muy modesto punto de vista ese es el punto central de la cuestión.

Espero haberte sido útil en algo.

María de las Mercedes Suárez

Mensaje #7276

Mié, 6 de Sep, 2006 12:38 pm

"M. Ruffini" <mruffini@infovia.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 81

Identificación del problema - Eva Perón

Dionel: Te felicito por el tema que has elegido. Me gusta mucho. Hay un libro de Alicia Lombardi titulado "EntreMadres a Hijas"(Acerca de la Opresión Psicológica") de Ed. Paidós ( que yo tenía y presté y nunca pude recuperar) que planteaba el tema de las contradicciones del discurso de Evita, en el marco ideológico de la época. Era muy interesante, y creo que si leés esa parte del Libro en la que se refiere a las tensiones existentes por el poder patriarcal de ese momento histórico, podrás inspirarte y recortar el problema.

Otra texto interesante es "Visiones Infantiles" ( de los 7 a los 12 años) de Zulñma Caballero Ed. PubliOndas Club de Autores , que investiga respecto de las nociones infantiles sobre las desigualdades de género, y de las normas que las justifican y regulan, que pienso podría ser otra "punta" desde la cual pensar el problema porque vincula Género, Educación y Política, desde diferentes marcos teóricos interesantes que pueden ayudarte . Si escribís algo mandamelo así co - pensamos!!!!

Suerte! Saludos cordiales desde la norpampa bonaerense

Mensaje #7282

Vie, 8 de Sep, 2006 11:52 am

"dionel filipigh" <dionelfilipigh@hotmail.com>

La semiótica como epistemología y metodología 82

Identificación del problema - Eva Perón

 La única palabra: gracias!!!!!!!!!!! Casi anonadado por el interés que le han dado "mi problema".

Dionel.

Mensaje #8092

Mié, 16 de May, 2007 7:17 pm

francisco umpiérrez sánchez <fumsa@msn.com>

La semiótica como epistemología y metodología 83

Imaginación y ciencia

Estimados miembros de semioticians:

Soy un investigador independiente y necesito de estímulos teóricos. El foro de Semioticians en ocasiones me proporciona esa clase de estímulos, pero en otras ocasiones no. De un foro de esta categoría lo que se debe esperar son reflexiones o pensamientos de naturaleza teórica. Lo que no resulta alentador es que haya un debate acerca de si una persona debe facilitar o no un trabajo teórico. Todo eso sería mejor resolverlo mediante correo privado. Creo que Semioticians constituye una comunidad científica y, en consecuencia, se debe a la ciencia. Lo demás no es bueno para el foro ni para la Semiótica.

Todavía me queda por elaborar cuatro páginas para la Mesa Redonda de Helsinki, y Magariños me ha sugerido que sea una reflexión conceptual. Y metido en ese compromiso he dado con un cuento de Gilbert Keit Chesterton, titulado El agujero en el muro, donde casi al final del mismo puede leerse el siguiente párrafo: ­¿Y como dio usted con la pista de toda esta historia oculta? –preguntó el joven arquitecto. Una sombra cubrió el rostro de Horne Fisher. –Yo sabía de antemano lo suficiente como para imaginarme el resto –dijo-.

Acostumbramos a hablar de la imaginación como lo contrario de la percepción y del concepto, estos parecen darnos objetos existentes mientras que aquella parece darnos objetos inexistentes. Para esa función parece encomendada la imaginación: para representarnos lo inexistente o lo que existirá en el futuro. También se exige tener imaginación cuando no sabemos cómo salir de una determinada realidad que nos perjudica. En todo caso la imaginación parece ser un buen mecanismo para que se produzca un cambio en la percepción que tenemos de los fenómenos sociales. Y cuando este cambio se produce, tal vez otro aspecto significativo sale a relucir en el fenómeno social en cuestión.

Lo que más me llamó la atención en el cuento de Chesterton fue que presentara la imaginación como un complemento del conocimiento, como la fase que culmina el proceso de conocimiento en su conjunto, proporcionando aquello que no fue perceptible en el momento en que se produjo. Aunque no debemos olvidar la tesis básica que hay en la respuesta de Fisher al joven arquitecto: la imaginación es capaz de desempeñar su papel cuando se dispone de antemano del conocimiento suficiente.

Cordialmente, Francisco Umpiérrez

En Las Palmas de Gran Canaria. 16 de mayo de 2007.

Mensaje #8095

Jue, 17 de May, 2007 9:24 am

"Gabriela Urrutibehety" <gurruti@speedy.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 84

Imaginación y ciencia

Francisco: creo que Poe brinda claves parecidas en La carta robada (cuando habla del matémático y del poeta y en otros tramos)

 Gabriela Urrutibehety

Mensaje #8096

Jue, 17 de May, 2007 10:41 am

Norman Ahumada <nahumada@pehuen.chillan.ubiobio.cl>

La semiótica como epistemología y metodología 85

Imaginación y ciencia

Estimado Francisco y amigos de Semioticians:

No puedo estar más de acuerdo contigo en cuanto al uso y participación en este foro. Pero, claro, solo manifiesto mis preferencias, no pretendo imponérselas a nadie. Pero me doy cuenta de que a ti también te aburre tanto pedido de apuntes y recados personales, exentos de todo interés para la comunidad, que se nos obliga a leer en un foro que, como indicas, es científico. (Estoy cayendo en lo mismo?).

Pero bueno, Francisco, viejo amigo, lo que planteas en cuanto a saber e imaginar me lo he planteado también en un afán de entender el proceso de pensar para comprender los dos grandes mundos en que vivo: el "real" o externo a mi, y el imaginario, que es mio, interno, y que considero el único verdadero y útil. En este último, proceso las experiencias perceptuales que tengo con el primero, las filtro, las desmenuzo,las reduzco, las reintegro, las convierto en palabras, imágenes, sensasiones y emociones; las conceptualizo; las subjetivizo, las organizo en mis propios modelos y las integro a mi mundo personal; me hago dueño de ellas y ahora forman parte de mi vida. En resumen, las convierto en signos, con mis propios códigos, sub códigos y modelos. Y cuando quiero comunicar todo esto, las reconvierto a los códigos sociales que me permiten hacerlo con la mayor eficacia posible.

El percepto (mediante procesos neurológicos) es el complemento perfecto del concepto (palabras como resultado de procesos neurológicos), y ambos, internalizados, conforman la experiencia. Esta experiencia es almacenada en nuestra memoria y podemos recurrir a ella cuando lo deseemos. Pero el cerebro es el campeón de los modelos (y de los mapas), por lo tanto, ahora desentendiéndose de los perceptos (mundo exterior), sigue jugando con las piezas que nuestro sentidos le han proporcionado y las reconecta a su antojo, las revuelve, las desordena, las reubica, las filtra, las agranda, las reduce... y juega a los mundos posibles e imposibles. Imagina mediante las herramientas suministradas por los procesos neurológicos (por eso no nos podemos escapar de nuestros límites biológicos). Entonces, y solo entonces, podemos saber por qué Chesterton dijo lo que dijo. Huxley me dijo (en un libro) que la experiencia no es lo que nos sucede, sino lo que nosotros hacemos con ella. Genial: lo que nos ocurre (percepto) y lo que hacemos con ello (imaginación).

Un cordial saludo,

Norman Ahumada

Mensaje #8100

Jue, 17 de May, 2007 11:26 pm

"Dora Riestra" <riestra@bariloche.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 86

Imaginación y ciencia

Estimado Norman, excelente tu relación precepto-concepto, como siempre, muy didáctica. La transmitiré a mis alumnos.

Le agregaría algo acerca de las nociones compartidas, que nos permiten acordar sobre las representaciones de que disponemos colectivamente para entendernos en el lenguaje.

En cada noción operan nuestras representaciones (nuestra cultura, según Maturana, conciencia, según Bajtín) y al atribuirle unos significados relativamente estables podemos construir unos mundos de conocimiento compartidos. Lo relaciono con lo que Juan Magariños refiere como los bordes de la semiótica, ya que los significados van cambiando en nosotros y en los otros en un proceso que es colectivo e individual a la vez. Esto, que es la dinamicidad del lenguaje humano, que no podemos explicar “objetivamente” por ser nosotros mismos el lenguaje o ser en el lenguaje, es lo que nos convoca como investigadores independientes, como dice Francisco.

Saludos cordiales

Dora

Mensaje #8101

Vie, 18 de May, 2007 9:42 am

"Adail Sobral" <adails@terra.com.br>

La semiótica como epistemología y metodología 87

Imaginación y ciencia

Estimados miembros de Semioticians,

Me sembra que el rol de la imaginación (e/o del inconsciente etc.) en las descubiertas científicas es que las ideas "vienen" por intuición, digamos, e la percepción informada (esto es, el pensamiento científico de la persona) las organiza, por supuesto movilizando la imaginación pero para allá (sí, por veces para acá) de ella en lo que concierne la cientificidad. La busca científica, por su vez, activa la intuición o imaginación. Es una dialéctica. Por otra parte, se se busca apenas lo que ya se conoce, no se descubre nada, se mata la imaginación o intuición; e no se busca lo totalmente desconocido, pues no se pudiera identificarlo, e así se mataría la ciencia.

Un concepto que desarrollé, "parasitarismo" (o sea, la apropiación de géneros discursivos existentes por otros en formación), por así decirlo se ha nombrado a si mismo. Por supuesto, yo pensaba en la cuestión de las relaciones entre géneros primeros e segundos, de un dado ponto de vista, pero la apropiada designación, con su implicación de proceso e no apenas producto (parasitARismo, no parasitismo), no fue creada conscientimiente, pero surgió en la imaginación, e fue elaborada post factum.

Cordiales saludos,

adail

Mensaje #8102

Vie, 18 de May, 2007 4:53 pm

francisco umpiérrez sánchez <fumsa@msn.com>

La semiótica como epistemología y metodología 88

Imaginación y ciencia

Estimados miembros de Semioticians: Estimada Gabriela:

El mundo de la actividad policial y detectivesca es el mundo de las huellas, de las pistas, de los indicios y de los interrogatorios. No creo que exista una práctica social con tal carga de formas sígnicas y procesos semióticos como esta de la que les hablo. Me entusiasma este mundo y los escritores que lo reflejan. Pero Chesterton me gusta especialmente por su alta calidad literaria, por la belleza de sus imágenes y por su aportación semiológica.

Cualquier ciencia no sólo se fundamenta en la elaboración conceptual, sino también en el acopio de materiales y de representaciones. Y en este sentido Chesterton y todos los escritores que reflejan el mundo de la actividad policial aportan muchas representaciones de gran valor semiológico. En mi anterior mensaje me referí a la relación entre saber e imaginar, a la idea de que quien mejor se puede imaginar lo que no se ha podido percibir es el que mas sabe del hecho sobre el que se indaga. Y esta idea la había tomado del cuento de Chesterton El agujero en el muro.

Gabriela habla de un cuento de Edgar Allan Poe titulado La Carta Robada, y me indica que a su juicio Poe brinda claves parecidas a las planteadas por Chesterton en el cuento al que me referí en el mensaje anterior. He leído el cuento de Allan Poe. Lo desconocía. Este cuento se inicia con una sentencia de Séneca en latín, cuya traducción es la siguiente: lo que más odia la sabiduría es la inteligencia.

El cuento trata de un ministro que robó una carta a una personalidad de la realeza. La tarea del Prefecto de la policía era hallar esa carta, descubrir dónde la había escondido el ministro y hacerse con ella. El Prefecto le comentó a un tal Dupin, que será el encargado de resolver el caso, que había registrado la casa del ministro de arriba abajo y no había hallado la carta. La búsqueda fue muy minuciosa, e incluso hicieron uso de un microscopio. Registraron habitación por habitación y mueble por mueble. Pero no hubo manera.

Sin embargo, Dupin halló la manera: En una miserable tarjetera de cartón que pendía de una cinta azul sobre la chimenea estaba la carta. La carta estaba a la vista de todos, no secretamente escondida, ni artificiosamente escondida. El juicio de valor de Dupin sobre el Prefecto fue el siguiente: “Continuamente se equivoca por exceso de profundidad o de superficialidad” y “El Prefecto y sus hombres se equivocan porque nunca toman en cuenta el tipo de inteligencia del adversario”.

A mi juicio este cuento no trata de la relación entre saber e imaginar, sino de otras dos aspectos de gran importancia semiológica: por un lado, el exceso de profundidad y complejidad, que lleva al Prefecto a buscar en fondos ocultos lo que está en la superficie, y por otra parte, la importancia de la psicología en el conocimiento del otro. Cuanto más sepamos cómo es la persona sobre la que indagamos algún acontecimiento del que sea responsable, mejor sabremos cómo responderá ante determinadas situaciones.

Insisto que este mundo, el mundo de la actividad detectivesca, aporta muchos materiales para la semiótica. Y cuando disponemos de cuentos sobre ese mundo creados por escritores de la talla de Gilbert Keit Chesterton o Edgar Allan Poe, no sólo avanzamos en el conocimiento de los fenómenos semiológicos sino que además disfrutamos de una gran experiencia estética.

Cordialmente, Francisco Umpiérrez

En Las Palmas de Gran Canaria. 18 de mayo de 2007

Mensaje #8103

Sáb, 19 de May, 2007 1:15 am

Eduardo Serrano Orejuela <eso@telesat.com.co>

La semiótica como epistemología y metodología 89

Imaginación y ciencia

Francisco: En esta línea te interesaría leer (si es que no los conoces ya) estos libros:

Umberto Eco y Thomas A. Sebeok: El signo de los tres. Madrid: Lumen. María Luisa Rosenblat: Lo fantástico y detectivesco. Aproximaciones comparativas a la obra de Edgard Allan Poe. Caracas: Monte Ávila. Els Wouters: MAIGRET : "JE NE DEDUIS JAMAIS". La méthode abductive chez Simenon. Paris: CEFAL

Cordialmente

Eduardo

Mensaje #8104

Vie, 18 de May, 2007 10:58 pm

Gabriel Meraz <gabrielmeraz@yahoo.com>

La semiótica como epistemología y metodología 90

Imaginación y ciencia

Estimados semioticians:

Me parece que para una lectura del cuento de Poe desde un punto de vista semiótico no está de más consultar el escrito de Lacan "El seminario sobre la carta robada", en donde hace equivaler la carta fugitiva al lugar que ocupa el significante en su más pura materialidad, es decir, en tanto que "letra" (lettre=carta). En este sentido, el psicoanálisis de Lacan se aproxima más a las teorías del signo que a la psicología,

Un saludo cordial,

Gabriel Meraz,

México D.F.

Mensaje #8105

Sáb, 19 de May, 2007 10:33 am

"Gabriela Urrutibehety" <gurruti@speedy.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 91

Imaginación y ciencia

Francisco: Comparto tus conceptos sobre el género policial, aunque tal vez no tanto el hecho de que no se hable de la diferencia entre saber e imaginar. Creo que cuando habla de la forma de pensar del poeta, (una larga parrafada explicativa que tal vez interrumpa la trama narrativa pero que da algunas pistas -y qué otra palabra usar- de lo que estaba pensando Poe sobre estas cosas) lo que sostiene es una diferencia entre quien puede imaginar lo que no existe (como es otra persona, dónde hubiera escondido una carta, qué circunstancias habrían obrado en ese sentido), esto es, la del poeta, frente a la que él denomina matemática, algo tal vez traducible como "axiomática" o deductiva.

Si tenés ganás de seguir leyendo a Poe (es un placer) en Los crímenes de la calle Morgue hay algo parecido (aunque para mi gusto literario, menos verosímil)

Saludos

Gabriela

Mensaje #8108

Dom, 20 de May, 2007 3:24 pm

francisco umpiérrez sánchez <fumsa@msn.com>

La semiótica como epistemología y metodología 92

Imaginación y ciencia

Estimados miembros de Semioticians: Estimada Gabriela:

Le comento primeramente a Gabriel que no tengo el texto de Lacan ni conozco en general a Lacan para elaborar un juicio al respecto. Con respecto a lo que plantea Gabriela que en el cuento de Edgar Allan Poe titulado “La carta robada”, en la parte dedicada a los matemáticos y a los poetas, sí se plantea la contradicción entre saber e imaginar, me mantengo en mis treces. Y paso a detallar mi argumentación.

En tanto el sujeto que produce e interpreta los signos es un ser social dotado de conciencia, tanto la sociología como la psicología son esferas de saber necesarias para el semiólogo. También lo es para el policía: debe saber interpretar el comportamiento de los delincuentes de acuerdo a su psicología y de acuerdo a su extracción social.

Les recuerdo la esencia del cuento de Poe: Un ministro roba una carta a un miembro de la realeza y el Prefecto de policía hacerse con ella. Se trata entonces de saber cómo se comportará el ministro en su tarea de esconder la carta para después saber cómo buscarla. Y a este respecto lo que argumenta Dupin, que será la persona que se hará con la carta, es que el Prefecto se ha equivocado en la evaluación de la personalidad y comportamiento del ladrón.

El Prefecto creía que el ministro era poeta y, por consiguiente, concluyó que era imbécil. Y como era imbécil, el Prefecto infirió que el ministro escondería la carta en los lugares más recónditos. Dupin considera que el Prefecto incurre en una non distributio medii al inferir que todos los poetas son imbéciles.

El amigo de Dupin, protagonista también del cuento, sale al paso diciendo que el ministro no era poeta sino matemático. Y a este respecto Dupin argumenta lo siguiente: como simple matemático, no habría razonado, y estaría a merced del Prefecto. De manera que Dupin no tiene en muy buen concepto a los matemáticos en el sentido de inteligencia para la vida social, compuesta de verdades concretas y no de verdades abstractas y generales como las de las matemáticas.

Dupin da la pista de cómo es verdaderamente el ministro cuando dice: “Yo sabía, sin embargo, que era matemático y poeta, y me atuve a esa doble capacidad. Lo conocía como cortesano, también, y como un audaz intrigante”. Así nos damos con una idea más exacta de cómo era el ministro y qué comportamiento podíamos esperar de él. (También la semiótica puede ser considerada una ciencia de la anticipación: en función de cómo es una persona se pueden deducir cuáles son los signos corporales que lo identifican).

De manera que el ministro sabía que su casa iba a ser objeto de atracos y que la policía la registraría de abajo arriba. Así que puso la carta a la vista de todos.

Insisto ahora en que Poe no plantea la contradicción entre ser poeta y ser matemático como la contradicción entre un ser imaginativo y un ser no imaginativo. Puesto que tanto la poesía como la matemática necesitan de la imaginación, aunque una imaginación basada en un extenso y fundamentado saber.

¿Y qué utilidad tiene todo esto para la Semiótica? Pues sencillamente la utilidad que tiene la psicología para la semiótica: ayudarnos a representarnos de un modo más científico y riguroso la psicología del sujeto que produce e interpreta los signos.

Cordialmente, Francisco Umpiérrez

Mensaje #8109

Mar, 22 de May, 2007 11:05 am

"Elda Cerrato de Zubillaga" <cerratozubillaga@speedy.com.ar>

La semiótica como epistemología y metodología 93

Imaginación y ciencia

En 1969 en el Instituto Di Tella - Buenos Aires, "La Carta Robada" de E. A. Poe , fué motivo de un seminario con enfoque semiológico / lacaniano, a cargo de Oscar Massotta.

Elda Cerrato